DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

CONFRONTACIÓN FINAL CERCANA

No me refiero a las elecciones parlamentarias de diciembre próximo. Son importantes, como toda elección, fraudulenta o democrática, pero no van más allá de ser un paso enorme hacia la definitiva liquidación del régimen impuesto en Venezuela. Tampoco le pongo fecha o plazo fijo al final que se acerca. Simplemente recojo la voluntad general de una nación harta, fatigada e indignada con la evolución de la situación actual. Esta nación no acepta más de lo mismo. Tampoco puede ser engañada a punta de publicidad continuista o de agresiva propaganda destinada a detener la irreversible voluntad de cambio existente.
El esquema castro-chavista sintetizado con el recurso retórico de “socialismo del siglo XXI”, es un fracaso más en el mundo del comunismo internacional, en cualquiera de sus experiencias mundiales. El desastre no tiene explicación posible, más allá de ratificar la inoperatividad del sistema totalitario, sumado a la incompetencia y corrupción de los máximos protagonistas del proceso. Gente corrompida que se convirtió en corruptora de propios y extraños, empezando por sus propios partidarios.

La nación piensa hoy en el futuro de su gente. Sabe que todo está en peligro. La seguridad de las personas y de los bienes, de las empresas y la libertad para vivir y producir, del estado de derecho como instrumento para la convivencia civilizada. Todos sabemos que no hay forma de garantizar un mañana mejor a nuestros hijos y nietos mientras este régimen se mantenga. Ya es demasiado tarde para esperar cambios trascendentes o rectificaciones gubernamentales. Las señales que envían van en dirección contraria, es decir, hacia la radicalización y profundización de las líneas maestras de las políticas aplicadas hasta ahora. Nadie podrá ser engañado con los últimos arrebatos patrioteros y militaristas con lo que pretenden disimular tres quinquenios de desidia, negligencia y hasta de complicidad imperdonable, con relación al problema con Guyana y la reclamación territorial de Venezuela.
El cambio debe ser en el menor tiempo posible, asumiendo la responsabilidad de ir a una confrontación final que será, sin duda, peligrosa y de resonancia planetaria, pero definitiva. No se trata de un viaje de retorno al pasado, sino de marchar con coraje hacia adelante con la fuerza de la que seamos capaces y utilizando todas las vías existentes. Rendirnos o pelear. No hay más alternativas.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 20 de julio de 2015

Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

http://www.el-nacional.com/opinion/editorial/Infiltrar-universidades_19_663723622.html

Infiltrar las universidades

13 DE JULIO 2015 – 12:01 AM CET

EDITORIAL
EL NACIONAL

La antropóloga y profesora de la UCV Ocarina Castillo hizo, en un Ping-Pong publicado ayer en este diario, varias afirmaciones que, de una u otra forma, se relacionan con la ofensiva oficialista para apoderarse de las universidades autónomas y democráticas.
Dijo, en primer lugar, que “reparten los cupos como si se tratara de harina PAN”. Bien dicho porque, entre otras cosas, este gobierno corrupto quiere agarrar la sartén por el mango a fin de hacer del cupo una moneda de cambio para obtener, además del consabido voto clientelar, posiciones que, a la larga, le permitan aniquilar autonomías y acabar con la conciencia crítica que impide al nicochavismo ocupar posiciones relevantes en bastiones de la oposición.
También puntualizó la profesora Castillo que quienes maquinaron esa estratagema olvidan que “masificación sin calidad no funciona”.
Apoyado en una desvergonzada demagogia, y mediante su acostumbrada retórica populista, el oficialismo busca invadir los claustros con bachilleres prêt-à-porter que en dos años de formación express dan por vista una programación a la que un estudiante normal dedica 40 horas semanales durante un quinquenio.
Estamos, ni más ni menos, ante un escandaloso abandono de la búsqueda de la excelencia como desiderátum de la formación profesional, en favor del adiestramiento del “hombre nuevo”, eufemismo con el que se desdibuja la mediocridad de esos cuadros lave y listo alabados por Maduro en su lamentable felicitación al Tribunal Supremo, por haber este desechado los reparos que las autoridades universitarias formularon a la rebatiña propiciada por la OPSU; felicitación que entraña el tácito reconocimiento de que los deseos del Poder Ejecutivo son órdenes para el Poder Judicial.
Quienes están detrás de la jugarreta roja, presuntos renovadores a quienes les agarró el reglamento de repitientes, encapuchados que hacían vida en la tierra de nadie, piratas crónicos de posgrado en cafetines, en síntesis, sujetos y –para estar en sintonía con el lenguaje chavista– sujetas que pasaron por la universidad sin que esta pasara por ellos o ellas.
Saben perfectamente que el improvisado sistema de evaluación utilizado por los docentes rojitos carece de rigor científico o metodológico y que, para calificar a los pupilos de la Misión Ribas, se toma en consideración apenas 50% de lo aprendido (el resto lo proveen territorialidad, militancia y caletre ideológico).
Hacen bien las universidades autónomas en insistir en pruebas de aptitud y exámenes de admisión, al menos hasta que una nueva sentencia amañada aborte sus esfuerzos por no sacrificar lo cualitativo en el azar de lo cuantitativo.
Es mucho lo que este reciente despropósito educacional abona al terreno de la especulación. Baste con recalcar que, como no pudieron con sus devaluados centros de instrucción superior, competir con establecimientos de sólida reputación académica, recurren a un expediente cuyas costuras revelan la monstruosa mala praxis de algún Dr. Frankenstein de la enseñanza.

__._,_.___

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

UNIVERSIDADES EN PELIGRO

Todos los venezolanos perciben que el país camina hacia peor. Vienen tiempos cargados de dificultades que jamás presintieron. Una realidad que hoy golpea en la cara a un pueblo exageradamente confiado y bueno, pero muy mal dirigido desde hace bastante tiempo.
Sin embargo, hemos mirado hacia las universidades como la mayor reserva del país. Las soluciones que se necesitan y la gente para llevarlas adelante, o salen de las universidades o no saldrán de ninguna parte. Si seguimos confiando en encontrarlas en los mismos sitios que hasta ahora, pues sencillamente, ratificaremos la convicción de que allí no están.

Las universidades son objetivo primario del régimen actual. Me refiero a las de verdad. A las universidades autónomas, nacionales y experimentales, públicas y privadas que no se han entregado en manos del gobierno. Por diversos caminos y utilizando instrumentos de variada naturaleza han tratado de controlarlas, hacerlas inviables, provocar graves disturbios internos para justificar la intervención que procuran. Hasta ahora no han tenido éxitos mayores, pero han provocado graves desajustes que las ponen en peligro.

Para el régimen ha sido traumático sentir el rechazo de la comunidad universitaria en elecciones de autoridades, de estudiantes y hasta con relación a la representación de obreros y empleados. Sus iniciativas y políticas han sido incompatibles con la autonomía y el orgullo universitario. Han utilizado, caprichosa y arbitrariamente, tanto la administración de justicia como lineamientos específicos del gobierno, para interferir la autonomía y crear condiciones electorales internas que sirvan a sus propósitos. Entre otras cosas referimos la suspensión permanente de los procesos electorales internos tratando de ganar tiempo y disminuir la magnitud del rechazo. Han fracasado, pero el peligro es cada día más grave.

Las absurdas decisiones relativas a la política de admisiones de los aspirantes a ingresar dictadas por la OPSU, son inaceptables por contrarias a la autonomía y a la racionalidad que debe guiar estos procesos. Mi solidaridad total con todas las universidades objeto de estos comentarios. En especial, con la Universidad del Zulia, a la cual le debo mucho de cuanto he podido ser en la vida. Está en un momento difícil. Nos necesita a todos.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 13 de julio de 2015

Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

LA NUEVA INDEPENDENCIA

Acaba de conmemorarse un nuevo aniversario del 5 de Julio. Poco antes sucedió lo mismo con el 19 de abril. Dos jornadas eminentemente civiles en las cuales nuestros próceres dejaron constancia de muchas cosas al mismo tiempo. Entre otras, de la verdadera naturaleza y características de la República que estaban fundando. Con las armas fueron defendidas las proclamas de aquella verdadera revolución. Definieron la columna vertebral de las instituciones republicanas. Desde entonces hasta 1999 el esquema básico fue aceptado por todos. Gobiernos buenos, regulares y malos iban y venían, cumplían o incumplían con las obligaciones impuestas por ese esquema básico. Quienes se salieron de él, quedaron marcados para la historia del siglo XIX y, por supuesto, también del siglo XX.

El siglo XXI se inició en nombre de una revolución socialista a la cubana, es decir, comunista, dentro de las circunstancias que ofrece el mundo de hoy. Pero el fracaso ha sido total. Venezuela está muy mal y camina hacia peor en el esquema liderado por los herederos de Chávez. La nefasta dupla Maduro-Cabello protagoniza el peor gobierno de la historia. Desde el gran José Antonio Páez, a quien le debemos mucho de cuanto Venezuela significa, no conocíamos de un régimen que entregara la soberanía nacional, comprometiera la independencia del país, despilfarrara recursos naturales no renovables de gran valor económico y estratégico y proyectara ante el mundo la idea de que, en definitiva, pasamos a ser un “pobre país pobre”, como hemos afirmado desde hace algún tiempo.

El pueblo es sabio. Mientras más pobre y con menos intereses que defender, mejor intuye la realidad que lo rodea. Distingue lo artificial de lo sustancioso, lo que sirve y lo que no sirve para nada bueno. Ve los peligros, los vive a diario y su lucha se reduce a la subsistencia elemental, a la defensa de la vida y seguridad de la familia. Rechaza este régimen y anhela un cambio libertario en el menor tiempo posible. El fraude ejecutado progresivamente que piensan coronar el 6 de diciembre, será imposible por las buenas. No hay forma de que puedan ganar. Y, por las malas, no se lo recomiendo ni a Maduro, ni a Cabello, ni a los cubanos, por cierto, hartos de tanta incompetencia y corrupción acumuladas. Esta será una nueva e importante jornada libertadora.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 6 de julio de 2015

Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

http://www.ivoox.com/player_ej_2626300_4_1.html?c1=1ad97d

Principales puntos de la encíclica de Francisco, ‘Laudato si

AFP/CIUDAD DEL VATICANO

AumentarDisminuir

Principales puntos de la encíclica de Francisco, 'Laudato siFoto: AFP

Estos son los principales puntos de la encíclica del papa Francisco “‘Laudato si’ (Alabado seas) sobre el cuidado de la casa común”, presentada oficialmente este jueves oficialmente en el Vaticano.

“Nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos: Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba”.

“Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella”.

“Papa Juan XXIII dirigió su mensaje Pacem in terris a todo el ‘mundo católico’, pero agregaba y ‘a todos los hombres de buena voluntad’. Ahora, frente al deterioro ambiental global, quiero dirigirme a cada persona que habita este planeta”.

“La destrucción del ambiente humano es algo muy serio, porque Dios no sólo le encomendó el mundo al ser humano, sino que su propia vida es un don que debe ser protegido de diversas formas de degradación. Toda pretensión de cuidar y mejorar el mundo supone cambios profundos en ‘los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo, las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad'”.

“La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común”.

“Lamentablemente, muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás. Las actitudes que obstruyen los caminos de solución, aun entre los creyentes, van de la negación del problema a la indiferencia, la resignación cómoda o la confianza ciega en las soluciones técnicas”.

“Necesitamos una solidaridad universal nueva”.
“La tecnología que, ligada a las finanzas, pretende ser la única solución de los problemas, de hecho suele ser incapaz de ver el misterio de las múltiples relaciones que existen entre las cosas, y por eso a veces resuelve un problema creando otros”.

“La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería”.

“Estos problemas están íntimamente ligados a la cultura del descarte, que afecta tanto a los seres humanos excluidos como a las cosas que rápidamente se convierten en basura”.
“(Hay que) contrarrestar la cultura del descarte, que termina afectando al planeta entero, pero observamos que los avances en este sentido son todavía muy escasos”.

“La humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo, para combatir este calentamiento o, al menos, las causas humanas que lo producen o acentúan”.

“El cambio climático es un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas, y plantea uno de los principales desafíos actuales para la humanidad”.

“Es previsible que el control del agua por parte de grandes empresas mundiales se convierta en una de las principales fuentes de conflictos de este siglo”.

“Un delicado equilibrio se impone a la hora de hablar sobre estos lugares (la Amazonia, la cuenca fluvial del Congo, por ejemplo, pulmones del planeta), porque tampoco se pueden ignorar los enormes intereses económicos internacionales que, bajo el pretexto de cuidarlos, pueden atentar contra las soberanías nacionales”.

“Culpar al aumento de la población y no al consumismo extremo y selectivo de algunos es un modo de no enfrentar los problemas”.

“El sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las Cumbres mundiales”.

“Hoy ‘cualquier cosa que sea frágil, como el medio ambiente, queda indefensa ante los intereses del mercado divinizado, convertidos en regla absoluta'”.

“La tradición cristiana nunca reconoció como absoluto o intocable el derecho a la propiedad privada”.

“La deuda externa de los países pobres se ha convertido en un instrumento de control, pero no ocurre lo mismo con la deuda ecológica. De diversas maneras, los pueblos en vías de desarrollo, donde se encuentran las más importantes reservas de la biosfera, siguen alimentando el desarrollo de los países más ricos a costa de su presente y de su futuro”.

“Lo que está ocurriendo nos pone ante la urgencia de avanzar en una valiente revolución cultural. La ciencia y la tecnología no son neutrales, sino que pueden implicar desde el comienzo hasta el final de un proceso diversas intenciones o posibilidades, y pueden configurarse de distintas maneras. Nadie pretende volver a la época de las cavernas, pero sí es indispensable aminorar la marcha para mirar la realidad de otra manera, recoger los avances positivos y sostenibles, y a la vez recuperar los valores y los grandes fines arrasados por un desenfreno megalómano”.

Sobre los Organismos Genéticamente Modificados (OGM): “Es una cuestión ambiental de carácter complejo, por lo cual su tratamiento exige una mirada integral de todos sus aspectos, y esto requeriría al menos un mayor esfuerzo para financiar diversas líneas de investigación libre e interdisciplinaria que puedan aportar nueva luz”.

“La imposición de un estilo hegemónico de vida ligado a un modo de producción puede ser tan dañina como la alteración de los ecosistemas”

“La política y la empresa reaccionan con lentitud, lejos de estar a la altura de los desafíos mundiales. En este sentido se puede decir que, mientras la humanidad del período post-industrial quizás sea recordada como una de las más irresponsables de la historia, es de esperar que la humanidad de comienzos del siglo XXI pueda ser recordada por haber asumido con generosidad sus graves responsabilidades”.

“Hacen falta marcos regulatorios globales que impongan obligaciones y que impidan acciones intolerables, como el hecho de que países poderosos expulsen a otros países residuos e industrias altamente contaminantes”.

“La salvación de los bancos a toda costa, haciendo pagar el precio a la población, sin la firme decisión de revisar y reformar el entero sistema, reafirma un dominio absoluto de las finanzas que no tiene futuro y que sólo podrá generar nuevas crisis”.

“Es importante incorporar una vieja enseñanza, presente en diversas tradiciones religiosas, y también en la Biblia. Se trata de la convicción de que ‘menos es más’. La constante acumulación de posibilidades para consumir distrae el corazón e impide valorar cada cosa y cada momento”.
“La sobriedad que se vive con libertad y conciencia es liberadora”

http://www.panorama.com.ve/mundo/Principales-puntos-de-la-enciclica-de-Francisco-Laudato-si-20150618-0012.html

Es una prueba de correo

Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.211 seguidores