noviembre 2011


Carlos Blanco: Manual del elector.

Carlos Blanco: Manual del elector

 Supóngase que usted quiere un cambio profundo, radical; que no quiere tener cadenas; ni quiere a alguien dueño de su vida y destino; tampoco desea a los cubanos hasta en la sopa; ni quiere esta discriminación fascista que ha sido promovida sin vergüenza, desde el poder. Supóngase que usted no quiere más batallas de Carabobo, ni próceres hincados, con rodillas llenas de tierra, ni desea que sus líderes paseen sus calamidades personales y desvergüenzas ideológicas por el mundo. Supóngase que usted quiere esas pequeñas cosas de la cotidianidad que le permiten encontrarse con su familia y sus amigos, de tarde en tarde, para compartir la mesa; usted quiere seguridad para respirar sin que el oxígeno se le combine con sangre por un balazo; demanda empleo con dignidad, sin franelas obligadas y colores que dependan de la salud de un ególatra; en fin, ansía paz; sobre todo esa paz que viene desde los pliegues del alma y que le relajan como para leerse una buena novela, para tomarse una cervecita o para amar sin que el timbrazo de alguna emergencia le detenga. Si usted está en el talante que se ha descrito, es candidato firme a votar en las primarias del 12 de febrero, aun con todas las dudas que le producen las amenazas del deteriorado basilisco que manda. Aquí están unas referencias para adoptar su decisión.

12 PREGUNTAS

1.¿Está su precandidato en el marco emocional y político para no dejarse arrebatar ilegal y violentamente la presidencia de la República y para reclamar su victoria sin remilgos?

2.¿En la campaña para las primarias está el precandidato dispuesto a fajarse con Chávez y denunciarlo sin importarle los puntos que el tipo tenga en las encuestas?

3.¿Cree que quien porte la bandera opositora debe tener los quilates para afrontar una transición dura con la cual tiene tanta probabilidad de ir a la gloria como al averno?

4.¿Se niega usted a la idea de que para disputar los votos del chavismo hay que tratar de parecerse a Chávez, entre otras cosas porque recuerda que el desmejorado caudillo se ganó los votos de adecos y copeyanos en 1998 dándoles duro a AD y a COPEI?

5.¿Tiene la persona que más le simpatiza para las primarias un proyecto alternativo al vigente que se diferencie claramente de los enfoques demagógicos tradicionales sobre los cuales el abatido mandatario, además de todo, les lleva una morena?

6.¿Se niega usted a compartir la noción según la cual el cambio consiste en un “verdadero” socialismo que el afligido de Miraflores habría sido incapaz de realizar?

7.¿La persona que encabece la propuesta opositora debe promover la paz y la reconciliación pero con justicia, nacional e internacional?

8.¿Comparte la idea de que la candidatura no debe ser una ocasión para reforzar la idea de que las misiones son “buenas” cuando en realidad son un desastre?

9.¿Rechaza el concepto que dice que lo que hay que hacer es borrón y cuenta nueva porque entiende que no hay justicia si hay impunidad?

10.¿Participa de la idea de que hay que expulsar totalmente de la FAN y de los cuerpos de seguridad a los cubanos infiltrados?

11.¿Está en disposición de promover a los cuatro vientos la defensa de la propiedad privada, la inversión nacional y extranjera sin complejos estatistas?

12.¿Le parece que hay que reimpulsar la descentralización pero no para reproducir en los estados los vicios que pretendía corregir en el plano nacional sino para que llegue al municipio, la parroquia y la comunidad?

Si usted ha respondido “sí” entre 9 y 12 preguntas habrá escogido una persona capaz de derrotar a Chávez y de cambiar el rumbo del país. Si ha respondido “sí” entre 6 y 8, el candidato que le gusta no le gana al caudillo pero hará una campaña vistosa, como si el país estuviese en la normalidad democrática. Si la respuesta “sí” se ubica entre 0 y 5, usted ni siquiera se divertirá en la campaña electoral porque es chavista sin saberlo y le gustaría un demagogo pero de este lado.

MARÍA CORINA LO VUELVE LOCO. A la campaña que realiza María Corina Machado le corresponde una campaña paralela en su contra. Véanse algunos de los temas de quienes la adversan:

1.Ella es muy buena, pero no es su momento; debe esperar y foguearse más en el parlamento. Como se observa es un criterio absolutamente arbitrario como si no hubiese demostrado que para las lides políticas tiene preparación, firme actitud y demostrada aptitud.

2.Ella es muy buena, pero le falta experiencia. De acuerdo a ese criterio el candidato debería ser Diego Arria o Antonio Ledezma por acumular mucha mayor pericia debido a su larga vida política. Además no se toma en cuenta en forma interesada que MC tiene varias experiencias insoslayables para la tarea que eventualmente podría corresponderle: ha luchado contra el régimen desde el primer día, sin ambigüedad alguna; ha mostrado que sabe liderar tanto en el sector privado como en la sociedad civil; ha exhibido dotes como parlamentaria y muestra conocimiento de los temas; por si fuera poco tiene las agallas para plantársele a Chávez y oponerle el capitalismo popular a su socialismo del siglo XXI.

3.Ella no puede ganar las primarias porque ya la polarización entre Capriles y Pérez es irreversible. La verdad es que la polarización es una construcción artificial de encuestadoras convertidas en partidos políticos. No sólo hay una franja del electorado opositor que no se ha definido sino que también las tendencias varían, suben, bajan y se redefine todo. Cierto es que MC no las tiene fácil en las primarias, pero de ser candidata, podría derrotar a Chávez.

4.Ella es mujer y una mujer no triunfa frente al jefe misógino. Así como Chávez ha impuesto unas ideas y un léxico (IV y V repúblicas, “nadie se había ocupado de los pobres”, todo el pasado es horrible) asimilado por muchos opositores, también su grosero y abrumador machismo ha permeado a capas de la oposición. ¿Por qué no María Corina? Porque es… mujer, mamá y divorciada. No entienden que una mujer que se le enfrente lo vuelve loco. Por lo demás, como sabemos, en la historia universal suele ocurrir…

5.Ella promueve el capitalismo popular y eso no da votos en los sectores más desfavorecidos. En realidad esto es un prejuicio que no tiene ninguna base seria. En los sectores populares es en donde esta idea ha calado más rápidamente (“tú puedes ser empresario”) y es una manera de negar el impacto que ha tenido una diferenciación atrevida y polémica.

Los demócratas apoyarán a quien resulte nominado en las primarias. Lo que hoy los electores deben decidir entre varios buenos candidatos es quién tiene la posibilidad de derrotar a Chávez el 7 de octubre. Tal es el núcleo de la decisión que un electorado consciente debería tomar. No importa el candidato que le guste, pregúntese si reúne esta decisiva condición. Si lo hace, vote sin vacilar. 

http://www.tiempodepalabra.com

Twitter @carlosblancog

Republica del Zulia: Julio Portillo, historiador: “En el Zulia deberíamos celebrar nuestra fecha de independencia”.

 

DOMINGO 6 DE NOVIEMBRE DE 2011

Julio Portillo, historiador: “En el Zulia deberíamos celebrar nuestra fecha de independencia”

Foto: Silvia Salas

El expresidente de la Academia de Historia del Estado Zulia propone recuperar el aprendizaje de nuestro propio pasado.

Estrelló el puño sobre el escritorio, rompiendo la calma que había hasta el momento. Entre iracundo y dolido, alza su voz para preguntar “¿Cómo es posible?”. Julio Portillo, presidente saliente de la Academia de la Historia del Estado Zulia, no pudo contener su indignación mientras recordaba que, en julio de 2010, el bicentenario de Rafael María Baralt pasó por debajo de la mesa en Venezuela.

Portillo defiende la idea de impartir la historia del Zulia como materia obligatoria en las escuelas.

“Ni siquiera un homenaje le hicieron en Caracas. Si no es por nosotros los zulianos, la fecha hubiese pasado inadvertida. En República Dominicana hicieron un concierto magnífico en su honor y Venezuela no hizo nada”, dice con amargura. En su estudio repleto de libros, conversa sobre el trabajo que la Academia realizó durante los dos años de su presidencia.

“En mi periodo celebramos el bicentenario de Baralt, un zuliano internacional que estudió en Colombia, es hijo adoptivo de República Dominicana y fue el primer latinoamericano en ser admitido a la Real Academia Española de la Lengua. Fue una lástima que el Gobierno Nacional no decretara el bicentenario de Baralt”, lamenta de nuevo.

Los miembros de la academia publicaron, en los últimos dos años, 18 libros de temáticas diversas. Educación, economía, historia del Zulia e historia de la medicina fueron algunas de las áreas que los expertos abordaron en estas publicaciones. Cerca de 100 artículos de opinión se publicaron en diarios regionales.

No se le puede tener miedo a la verdad histórica

Instituciones de la región como la Biblioteca Pública, el Consejo Legislativo y la Arquidiócesis de Maracaibo recibieron la asesoría directa de los historiadores. En el caso de la Arquidiócesis, Portillo e Iván Parra se dedicaron a una tarea de amplias ramificaciones históricas: la organización del archivo arquidiocesano.

El registro civil de la Maracaibo de antaño –hasta el año 1870– reposa en este cuantioso cuerpo de datos. De igual forma, el Museo Arquidiocesano “Obispo Lasso de la Vega” abrió sus puertas tras doce años de clausura bajo la asesoría de la Academia. Hoy exhibe al público vestimenta, platería y artículos históricos de la época.

La Academia recomendó que los restos de dos insignes pintores zulianos sean admitidos al Panteón Regional: Manuel Puchi Fonseca y Julio Árraga. “Cuando apenas eran unos muchachos se fueron a Florencia a estudiar y regresaron como maestros del arte en el Estado”, asegura el profesor. La misma recomendación se le concedió a Luis Guillermo Sánchez, músico zuliano y autor de “Lluvia”, un clásico de la música popular venezolana.

¿Qué diagnóstico hace sobre la labor que se hace en el Zulia en pro de la historia? Muchos critican que en la academia hay pocos historiadores de profesión. De hecho, gran parte de los miembros de la academia no son licenciados en Historia. Hay periodistas, médicos, abogados… pero felizmente, en el Zulia tenemos médicos se dedican a la poesía, periodistas se dedican a la historia y hay un grupo de zulianos que, sin haber estudiado la profesión, han realizado indagaciones históricas y han cultivado el género de la historia. Con ellos, se ha realizado un trabajo excepcional.

¿Cómo fomentar una cultura de mayor aprecio por nuestra historia? El exgobernador Oswaldo Álvarez Paz pidió en algún momento que se impartiera en educación primaria la historia del Zulia como materia obligatoria. La gente olvida que nosotros, en algún punto en la historia, no formábamos parte de Venezuela y es por eso que debemos recuperar el aprendizaje de nuestra propia historia. Para lograr esto, no se le puede tener miedo a la verdad histórica. El Zulia debería tener tres fiestas regionales: además del 24 de octubre (natalicio de Rafael Urdaneta) y el 18 de noviembre (día de la Virgen de Chiquinquirá) debemos celebrar también el 28 de enero que es cuando nos independizamos. Ese día, en las casas y edificios públicos, debería ondear la bandera del Zulia.

¿Por qué deja la presidencia de la Academia? El reglamento estipula que las presidencias tienen un periodo de dos años. Podía haber optado a la reelección pero, como buen diplomático, sé que los periodos tienen su final. Como un embajador, que debe ir al extranjero durante cuatro años a representar su nación y luego ha de regresar y realimentarse de él. No soy partidario de la reelección.

¿En qué planea ahora dedicar su tiempo? Tengo varios proyectos personales, entre ellos dos libros, uno de los cuales es una novela histórica sobre la antigua Maracaibo. También he sido contratado para dictar clases de diplomacia internacional en algunos países de Centroamérica, cosa que requiere algo de tiempo.

Nuevo presidente. El profesor emérito de LUZ Alfredo Rincón tomó recientemente la batuta de la Academia de Historia del estado Zulia. Rincón, electo por mayoría como presidente de la asociación, se formó como economista en la Universidad del Zulia (1969). Su labor investigativa transcurre de forma paralela los campos de la historia y la economía. Ha fungido como asesor de diversas instituciones públicas y privadas y, desde 2008, ocupa el sillón número seis de la Academia.

Portillo defiende la idea de impartir la historia del Zulia como materia obligatoria en las escuelas. Foto: Silvia Salas

Roberto Torres Luzardo / http://www.agenciadenoticias.luz.edu.ve