Cada año en cada proceso me tomo la amabilidad de direccionar esta carta que usualmente es un editorial para la prensa escrita, que por desgracia y por competencia desleal dentro de nuestro bando opositor, no puedo publicarla como los años anteriores porque va contra los interés particulares del grupo que rompió la unidad en Cabimas y se abroga para sí ser la totalidad de la oposición en la región, por eso no lo hago desde el rol de autoridad de una organización político-partidista municipal, ni lo hago tras desenterrar el hacha de guerra, porque independientemente de eso hoy tenemos frente a nosotros la posibilidad para desbancar a la tiranía sultánica que oprime nuestro país.

 

Tenemos la suprema responsabilidad de ir más allá de nuestro propio interés, los espectáculos circenses que como colectivo opositor damos en Chacao o deslucidos shows de ambición personal como el de AD en Cabimas, deben ser execrados de nuestra agenda, pero debemos recordar entre otras cosas, que a la fecha las 26 leyes están sobre el escenario, en buena parte no se le hace frente porque muy poca gente está capacitada como para argumentar al respecto de manera coherente, en el escenario político, aún cuando el más humilde de los ciudadanos es capaz de defender sus argumentos al respecto, con la candidez y sobriedad inalcanzable por la mayoría de nuestros operadores políticos.

 

Resulta interesante descubrir porque nuestra ciudad al igual que otras está en la condición presente, porque nuestros funcionarios aún no se dan cuenta que:  

 

  1. Un funcionario electo por votación popular es por definición es un servidor público, los ciudadanos generamos el dinero que a través de pago de impuestos se transforma en el sueldo de ese representante, por lo cual es un empleado nuestro que ponemos y quitamos con nuestro voto.
  2. Los ciudadanos tenemos una serie de derechos y deberes, que en el caso de los servidores públicos es responsabilidad que los derechos de nosotros los ciudadanos sean satisfechos, dicho en otras palabras, el ciudadano en su nivel mas básico no tiene que molestarse en preguntarse sobre que o cual ente cae una responsabilidad, para eso tenemos Diputados Legislativos e Indígenas, Gobernadores, Concejales y representantes Parroquiales que deben brincar y saltar para que nosotros los ciudadanos estemos satisfechos.
  3. En tanto los ciudadanos salgamos a la calle y nuestros vehículos se deterioren por las condiciones de las vías o que no disfrutemos de servicio de aguas blancas, se colapsen las cloacas, se derrumben los drenajes o por que un semáforo no funcione, nos quejaremos por eso es responsabilidad del representante electo por votación popular, brincar y saltar para encontrar una solución.

 

Según entendemos Democracia es una forma de gobierno, en la cual las mayorías y minorías se encuentran proporcionalmente representadas y coexisten de forma pacífica y productiva; nada que ver con la dictadura poli clasista de las mayorías que propugnan los socialdemócratas, ni la sociedad sin clases que prometen los comunistas, sin embargo, la ella no es tampoco el régimen que ampara o escuda a mercaderes que usufructúan sobre la necesidad de los pueblos y se escudan tras las banderas opositoras y no hacen sino darle oxigeno a un tirano derrotado.

 

Así que señores candidatos/as me permito recordarles que Uds. aspiran a ser servidores públicos, sus sueldos salen directamente del bolsillo del ciudadano, por lo tanto, se deben a ellos, en la hora de necesidad, para el ciudadano no existen diferencias político – partidistas, así que su deber sean electos o no, es estar allí para servir y si no para ser servidos.

 

Ing. Francisco J. González R. Msc.

Ex – Representante de la CD Cabimas ante la CD Zulia

e-mail: francisco.infragon@gmail.com


 

Anuncios

Por PDC COPEI Cabimas

 

Desde los inicios de nuestra historia nuestra juventud ha escrito páginas gloriosas de nuestra historia, sin ninguna mezquindad niños, niñas, adolescentes y jóvenes han derramado su sangre por la causa de la libertad, desde los bravos aborígenes que resistieron la conquista europea, los precursores de la independencia, los liceístas y seminaristas con Ribas en la Victoria, pasando por Eulalia Buróz de Chamberlain, sin olvidar la juventud del 28, la del 36, los bravos y valientes marinos, aviadores y estudiantes del 58, los mártires de la lucha anti guerrilla de los 60 y los descollantes jóvenes de la generación presente no han hecho sino uno tras otros con valor han sembrado y cosechado nuestra democracia.

 

Pero siempre y no importa como los diferentes regímenes opresores encuentran como derramar sangre de nuestros jóvenes con la finalidad de amedrentar, aterrorizar a quienes por norte escogen el camino de la libertad y la democracia, la culpabilidad del régimen tal vez no pueda ser rastreada hasta un arma humeante, pero la situación política económica y social señalan a un único autor a lo largo y ancho de la república.

 

Sangre joven sido de nuevo derramada y grita al cielo por justicia, pero eso pasa cuando se lucha contra la izquierda reaccionaria, militarista y opresora que osa pretender ignorar el respeto a la dignidad de la persona humana, la violencia es el arma preferida de quienes no tiene la razón, el régimen de una u otra forma busca postergar las elecciones, no puede permitirse el lujo de ir a elecciones con ciudadanos atentos, alerta y dispuestos a reclamar sus derechos, vivimos ya el final de la forma tradicional de hacer política, vemos nacer nuevos ciudadanos, preparados conscientes y responsables, es decir verdaderos políticos, lo cual atenta contra el politiquero tradicional, de allí  la universal reacción de los tiranos al tratar de acallar la juventud.

 

Nuestro país se desangra a un ritmo que ni siquiera se vio durante el auge máximo de la operaciones en irak, vivimos en guerra y nos negamos a verlo y como toda guerra en su etapa más agria, obscura y se sacrifica la semilla para doblegar la generación que de otra forma nunca se rendiría, son apenas 6 años de las denuncias de las jornadas de lavado subliminal de cerebro que el régimen dirigía en los escuelas de PDVSA, hoy lo hace a plena luz en cada escuela del país, juegan a doblegar mentes inocentes que aún no se desarrollan para que sirvan de carne de cañón ante sus familias.

 

No puedo sino pedir a nuestro señor le de el descanso eterno y haga brillar su luz perpetua para el desaparecido compañero demócrata cristiano Julio Soto y entonar con uds el himno del partido.    

 

Juventud Victoriosa

 

Juventud victoriosa

Victoriosa, victoriosa

Demócrata Cristiana

Demócrata Cristiana

Valiente y aguerrida

Te presentas en la lucha;

Juventud copeyana

Que siempre vencerá.

 

Juventud victoriosa

Victoriosa, victoriosa

Los hombres del mañana

Los hombres del mañana

La patria por estrella

Caminado sin tropiezos

Juventud copeyana

Que siempre vencerá.

 

Juventud victoriosa

Victoriosa, victoriosa

De América cristiana

De América cristiana,

No importa que nos ladren

al paso decisivo

de nuestra caravana

que siempre vencerá.

“Hace diez años, Chávez promovió una nueva Constitución que podría haber mejorado notablemente la situación de los derechos humanos en Venezuela.”

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch

http://hrw.org/spanish/reports/2008/venezuela0908/