Tamare, 28 de octubre de 2013

Saludos a:

• Las muy ilustres autoridades del Centro de Ingenieros del Estado Zulia Seccional Tamare.
• Los muy ilustres representantes de las cámaras municipales asistentes al acto.
• Las muy ilustres autoridades de las Instituciones Universitarias de la subregión.
• Representantes de la prensa y demás medios de comunicación social.
• Compañeros colegas que son objeto del acto de imposición de reconocimientos.
• Familiares, amigos y allegados presentes para el acto.
• Amigos del Rotary Internacional y miembros de los cursillos de cristiandad

Damas/Caballeros:

Palabras protocolares de inicio:

Antes de comenzar mi disertación, muy humildemente pido un minuto de silencio por los Ingenieros, Geólogos y Arquitectos que han fallecido en el presente año, entre ellos los colegas Claus Graf y Nelson Rincón prominentes profesionales, que ayudaron a forjar la identidad del profesional de la ingeniería venezolana y cuyas actuaciones, son ejemplo del rol ciudadano del profesional, como factor de cambio y de promoción social y cuyo aporte invaluable dio vida a la sede en la cual el día de hoy celebramos el presente acto.

Inicia el minuto de silencio,… ha concluido el minuto de silencio.

También pido elevemos una oración para bendecir a los Ingenieros, Geólogos y Arquitectos quienes hoy día están lejos del seno de sus familias, unos por razones de trabajo o hasta migración forzada y otros para quienes pido adicionalmente amparo y esperanza porque tienen años secuestrados y en cautiverio entre ellos el colega Giacomo Cunsolo.

Inicio del discurso:

Con un recorrido de casi tres lustros del siglo XXI, la condición de inequidad de la sociedad moderna tiene contrastes brutales donde entre 1/6 y 1/4 de la población mundial total, carecen de acceso a la electricidad o al agua potable, mientras que a partir de 2007 el ingreso combinado de las 2 personas más ricas del mundo excedía el PIB de las 45 naciones clasificadas como las más pobres del planeta, esto según cifras de las organizaciones Ingenieros por el Cambio e Ingenieros sin fronteras.

En Venezuela, nuestros indígenas quienes representan entre el 2% al 10% de la población por regiones, subsisten en condiciones que por muy poco difieren de las que tenían en los precedentes 108 años de políticas públicas en la materia, sin que se perfilen cambios significativos en materia de respeto por su valor antropológico, cultural y humano.
Para agravar esto, expertos en la materia económica, como Werner Corrales y Asdrúbal Baptista refieren que las cifras de pobreza y desempleo de la población general, están enmascaradas con una desviación, que saca de la base de cálculos a 4 MM de personas en edad laboral, siendo casi 2/3 de esa cifra mujeres, generando no solo distorsión en los resultados, sino exclusión y discriminación que se traduce en cifras de desempleo y pobreza, sin precedentes en la historia republicana de la nación.
Es en este punto que la audiencia debe estar cuestionándose sobre la pertinencia de esta información, en un acto cuyo propósito es el homenaje a los profesionales de la ingeniería, razón por la cual debe destacarse la importancia que tiene la responsabilidad social, en la labor de todo profesional abarcando esto no solo su formación académica sino a lo largo de su ejercicio como profesional.

El debate acá no se centra en que nos da el gremio a nosotros como afiliados, ni a la sociedad, sino que hacemos nosotros como agremiados por la sociedad, por el gremio y por nosotros mismo como profesionales, esto no es solo en Venezuela o los gremios profesionales de la ingeniería, es un fenómeno global, que en tiempos recientes ha dado pie a debates a mundiales, abordando la pertinencia de los estudios en el área de la ingeniería, cuestionando no solo los aspectos académicos que rigen la formación, sino la pertinencia misma de la existencia en el siglo XXI de algunas de las ramas más antiguas y tradicionales de la ingeniería, sin embargo, el paso del tiempo lejos de brindar soluciones no ha hecho sino ahondar la intensidad de estos debates.

Ese paso del tiempo, la severidad de las situaciones y las demandas generadas en el entorno de la sociedad, hace que no se pueda esperar por el cese de estos debates, ni por las conclusiones producto del análisis de las situaciones presentadas, ya que las agendas producto de esto no presentan los panoramas extendidos a 20 o 30 años tradicionales, sino márgenes que escasamente alcanzan un lustro como horizonte más amplio, esto producto del impacto de los cambios en las tecnologías y la implantación de nuevas metodologías asociadas a nuevos procesos, procedimientos y herramientas.
Es en este punto que visiones globales, como la de la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME) o la del Instituto de Ingenieros Electricistas y Electrónicos (IEEE) patrocinadores de organizaciones como Ingenieros por el Cambio (E4C) e Ingenieros sin Fronteras (EWB), cuyos esfuerzos se orientan hacia abordar con soluciones de ingeniería factibles, de bajo costo y alto impacto sobre las situaciones y demandas de las sociedades menos favorecidas en nivel internacional en materia de agua, energía, servicios sanitarios, infraestructura física, agricultura, sistemas de información, salud y educación.

Ámbitos tan amplios y diversos que el ciudadano común, no suele asociar con la ingeniería directamente, incluso muchos profesionales suelen pensar que las responsabilidades sobre esos ámbitos están más allá de su rol como diseñador, operador, mantenedor o proveedor de bienes y servicios.
Lo cual se traduce en una crítica a varios niveles, para la cual se fija una analogía con un iceberg; cuyo ápice es la interpretación que la sociedad tiene sobre la ingeniería, su rol e importancia, siendo la zona de interface constituida por los paradigmas asociados a la multi, inter, intra y transdisciplinariedad de las situaciones que la afectan y como son abordadas desde la empresa, la academia y el gobierno, siendo la zona invisible y la más peligrosa la que se asocia a la forma en la cual el rol de la ingeniería es abordado durante la formación académica de los profesionales del mañana.

El mundo está girando en torno a estas perspectivas, desde mediados de los años ochenta del siglo XX, justo cuando los enfoques globales holísticos abordaron los campos de las operaciones y el mantenimiento industrial, orientando gran parte de su influencia hacia el diseño correcto, eco-sustentable y humano, basado en la consideración síncrona de los los factores asociados en contraste con la visión unilateral, especifica y particular que a la fecha es característica de toda la obra humana desde el inicio de la revolución industrial.

El futurólogo Alwin Toffler esquematizó que la sociedad del futuro debía ser más horizontal, amplia, universal u holística al punto de entrar en comunión con el medio ambiente como se atribuye a las sociedades más primitivas y especulo que el conocimiento humano se acercaría a un nivel cada vez más enciclopédico en su globalidad sin perder la hiperespecialización que rige hoy día, aclarando que no se busca suplantar un modelo por otro, sino la coexistencia de ellos.

Los nuevos campos de la ingeniería son una dramática muestra de esto, ya que no solo se abordan complejos sistemas de la biología humana, sino que los extrapolan al campo industrial buscando crear sistemas capaces de aprender, desarrollarse, auto-mantenerse y auto-repararse necesarios para la exploración del espacio profundo, el fondo de los océanos y la producción a escala industrial de cada vez mejores bienes y servicios.

Todo esto no pueden enmarcarse como casos de una ingeniería en particular ni tampoco pueden categorizarse en función de los nuevos materiales asociados o los requeridos, pues son situaciones que demandan la completa funcionalidad de más de una rama de la ingeniería e incluso transcienden el campo hacia otras áreas de las ciencias alcanzando ramas concebidas tradicionalmente como sociales.
El ingeniero integral que se vislumbra para el futuro y se requiere hoy día, no solo maneja su rama específica dentro de la ciencia, sino que es capaz de interactuar con profesionales de otras ramas de la ingeniería y mucho más allá de eso, es capaz de ponderar las demandas sociales asociadas con su campo de trabajo y los que son influenciados por este.

Es allí donde nos sorprende que mientras el mundo, se direcciona hacia los integralidad holística de los esfuerzos, prominentes profesionales de la ingeniería nacional como los hoy fallecidos Juanita Albornoz, Claus Graf y Nelson Rincón entre otros que aún viven como Ernesto Fronjosa y profesionales de otras ramas como Pedro Gonzalez, un Marino Mercante quien acompañado de su joven esposa Isabel, quien sería mi madre; quienes aunaban esfuerzos con estos notables profesionales de ingeniería, en el lapso que va de inicios de los años 60 a fines de los 70 del siglo XX, haciendo de eso su forma de vivir, trabajar e interactuar con la sociedad, dando vida a organizaciones como Fe y Alegría, sentando las bases para el INAPET e iniciando con sus propias manos los esfuerzos para construir iglesias, dispensarios, casas-hogar y emprender el esfuerzo para dotar la subregión de una Universidad entre otras obras de promoción social, que hoy damos por sentadas.

El gran contraste es que perdimos el rumbo de esa tendencia, pasó a ser la forma en la que nuestros abuelos y padres trabajaron y no el patrón que la sociedad nos impulsa a seguir o el modelo que aspiramos como profesionales, por fortuna la tendencia mundial nos lleva reconquistar esos campos, que ellos exploraron antes que nosotros y nos permite vislumbrar las dimensiones de su ingenio y su dimensión humana.

Hoy día podemos criticar las tendencias políticas del momento y la orientación que buscan con la promoción de trabajo con perfil social en las universidades, no porque sea erróneo sino porque que el enfoque es inadecuado e incompleto, ya que el profesional de la ingeniería como se ha indicado previamente es un agente social de cambio y la forma como desde ASME-Programas Venezuela hemos interpretado el acercamiento a esta situación, consiste en:

• Proponer a nuevos profesionales de la ingeniería que aborden a través de sus trabajos de grado la búsqueda de esas soluciones mediante ingeniería factible, de bajo costo y alto impacto para satisfacer las crecientes demandas de la sociedad Venezolana en materia de agua, energía, servicios sanitarios, infraestructura física, agricultura, sistemas de información, salud y educación.

• Animar a profesionales formados y con vasta experiencia como uds a que contribuyan en el rol de mentores, guías y hasta promotores del cambio en la sociedad.

Sin embargo, la factibilidad de esto depende de la aceptación de la propuesta por parte de las instituciones de educación superior y universitaria, las empresas, los diferentes niveles del gobierno y la sociedad en general.

Esto es absolutamente necesario, en primera instancia desde el punto de vista de la retribución de la inversión que se hace para formar nuevos profesionales y como mecanismo para compartir la experiencia de una generación profesional a la otra, abordando la resolución de las situaciones planteadas, pero no de forma aislada, ello implica el ejercicio del rol asesor hacia los diferentes niveles de gobierno que por derecho natural tiene el gremio e interactuar con escuelas de gobierno, de negocios, cámaras de industria y comercio, órganos representativos de la sociedad y sus diferentes esquemas de organización político y social en el nivel local, regional y nacional, ya que las soluciones requeridas son integrales.

No implica esto que debe abandonarse el campo de la investigación y desarrollo para la industria, tampoco suplantar los roles de formulación de políticas públicas que competen al consenso tripartito que demanda la sociedad entre gobierno, la industria y la academia; sino fortalecer los vínculos a través de la interacción y el consenso con la finalidad de construir una sociedad más equitativa, con igualdad de oportunidades y capaz de crecer y desarrollar ciencia, que se apliquen no solo a la solución de sus situaciones planteadas por ella, sino que contribuyan con la ampliación del conocimiento de la especie humana.

Es por ello que el día de hoy, nos encontramos acá, con un selecto grupo de profesionales de la ingeniería quienes reciben un botón en el cual se identifican los años que tienen en el ejercicio de la profesión, esto no solo constituye un motivo de orgullo y regocijo personal o familiar, sino que:

• Es un símbolo de compromiso cuyo valor intrínseco es superior al metal precioso que contiene, pues representa el vínculo entre el profesional de la ingeniería y su rol como agente del cambio en la sociedad y asesor de los diferentes niveles de gobierno,

• Es un poderoso eslabón que los une al camino que Juan Manuel Cajigal, Antonio José de Sucre y Rafael María Baralt inauguraron como los primeros ingenieros de la nación y de nuestra región, porque Uds son parte de esa multitudinaria cantidad de hombres y mujeres, quienes armados con su ingenio, algunas herramientas metodológicas, tecnológicas y mucho entusiasmo y esperanza de forma ininterrumpida han colocado, colocan y colocaran su aporte para la construcción de una sociedad cada vez más justa y una Venezuela más grande y mejor,

• Me permito recordarles que nosotros somos el gremio, no podemos abandonarlo, ni desatenderlo, sin nosotros el gremio no funciona, nosotros somos su esencia vital y nuestro aporte es lo que hace que sea ese factor de cambio en la sociedad y lo que hace que los diferentes niveles de gobierno respeten el rol que como asesor tenemos por derecho natural,

• muy humildemente agradezco la presente oportunidad y el tiempo que me han brindado para expresar mis opiniones en la materia y

• ruego a Dios que los bendiga y los acompañe en su labor.

Gracias por su atención y continuemos con la construcción del futuro.

Ing. Francisco Javier González Rodríguez MSc.
Coordinador Nacional ASME-Programas Venezuela

DESDE EL PUENTE

Oswaldo Álvarez Paz

 

RACIONAMIENTO DE GUERRA

 

Ante la falta de política fronteriza, los Estados vecinos de Colombia son víctimas diarias de estructuras del crimen organizado. Viejas y nuevas, son instrumento operativo por excelencia de las conocidas organizaciones terroristas de ese país, del narcotráfico y, entre otras cosas, del sicariato, los secuestros express y los chapados al estilo tradicional y el cobro de vacuna por “protección”. El ELN y las FARC han sufrido bajas enormes gracias a la acción decidida de la fuerza armada del vecino país. Sus efectivos disminuyen aceleradamente. Muchos desertores se desplazan hacia nuestro territorio. Sobreviven gracias al crimen como fuente de trabajo. En eso compiten con restos de lo que fueron las Autodefensas Unidas de Colombia, mejor conocidos como “paramilitares”, que actúan por su cuenta o por contrato. Como si todo esto fuera poco, se han sobre activado organizaciones venezolanas armadas fuera de la ley, revolucionarias y bolivarianas, que luchan por espacios propios en expansión bajo la relativa protección del poder constituido.

Apure, Táchira y Zulia son los Estados que sufren con mayor intensidad. El régimen los odia, especialmente a los dos últimos. Tolera todo lo intolerable. Pareciera tener como objetivo liquidar, destruir o disminuir al máximo la autoridad y el bien ganado prestigio de sus dos gobernadores, César Pérez Vivas y Pablo Pérez Álvarez, respectivamente. Les retiene recursos, convierten en saboteadores a las dependencias nacionales de esas regiones y mantienen inhibidos a nuestros militares institucionales para enfrentar los peligros. Actúan cuando no hay más remedio y los jefes son inmediatamente cambiados o sancionados.

Al pueblo tachirense lo castigan con un absurdo control de la venta de gasolina, con los famosos chips para tener derecho a una pequeña cuota del producto en gasolineras autorizadas bajo control militar. Ahora le toca al Zulia y pronto al resto de Venezuela, según reciente y silenciosa publicación en la Gaceta Oficial de principios de mes. Se piensan implementar los chips también en el Zulia, específicamente en Maracaibo. Solo se venderá dos veces por semana, hasta45 litrospor vehículo, a quienes tengan el distintivo y en las bombas predeterminadas. Todo se hace supuestamente para combatir el contrabando. Falso de toda falsedad. Se hace para ocultar la incapacidad manifiesta del gobierno para abastecer al país. Están importando combustible y de paso nuestra fuerza armada ha resultado incompetente, insuficiente o cómplice para impedir el contrabando. Si no hubiera dosis suficiente de complicidades, el fenómeno fuera insignificante. Los presidentes Chávez y Santos, se hacen los desentendidos con estos temas, pero el de allá, por lo menos actúa en su territorio en la dirección más conveniente a sus intereses. Pero el de aquí ¿para cual equipo está jugando? Invito al Zulia a defender activamente a nuestro pueblo. Ya es suficiente.

oalvarezpaz@gmail.com  Lunes, 26 de marzo de 2012

 

En fecha reciente se han realizado en Cabimas varias actividades en rechazo a la LOE, cabe destacar en este caso este valioso análisis

Digg This

Para nadie es un secreto que el Zulia constituye en la actualidad la joya de la corona de la República Federal y Democrática, en la cual creemos  y hemos comprometido aún nuestra estabilidad como personas, ya que se han adoptado posiciones de oposición a los designios de la revolución que la quita el sueño al tirano de Miraflores.

Acá debemos hablar sin tapujos, pues la mitad del problema radica en pensar que hay evento de pugna por el poder por la vía democrática, cuando realmente marchamos como corderos al matadero por obra de la ciega obstinación de los politiqueros y segundones de oficio que hoy ostentan tantos cargos de representación popular.

Algunos acusan al colectivo de no saber elegir, pero diría realmente no existe oferta y terminamos aplicando el peor es nada o prefiero malo conocido y eso en esencia ha hecho crecer el oficialismo, ya que no han sido capaces de defender los principios de la democracia y algunos de hecho abogan por la substitución de estos por una serie de reglas más flexibles.

De allí que aquello de “seguid el ejemplo que Caracas dio” parecer hoy un eco del pasado, pero la cosa tampoco es como para adoptar la formula que se aplica en el Zulia, “El sobre palmas y lauros de oro”, no pasa de ser un refugio de lideres y caciques regionales, sin peso o mayor influencia que aquella que pueden comprar a nivel nacional con poder económico.

El Zulia es sin duda una historia de éxito, siendo mas de causalidad que por casualidad, aún cuando esta plagada de amargos fracasos, la región es en esencia opositora motivado a la alta participación obtenida por el municipio Maracaibo las pasadas elecciones, ya que se perdieron 12 municipios.

Acá es importante destacar que no solo se perdieron por simples pugnas entre opositores, sino por terquedad de quienes han ostentado el poder, por que prevalece la mezquindad y los intereses particulares por encima del interés de los pueblos de la subregión, aún por encima de la existencia de un movimiento oficialista cohesionado.

La mejor demostración de esto es la virtual incapacidad para cohesionar las protestas que se dan a raíz de la incautaciones empresariales en la COL y las consecuencias económico-sociales que se viven en la actualidad, lo que pasa que Maracaibo es tan incapaz como Caracas para atender a la regiones y sub-regiones.

Preocupa el planteamiento que se ha de lideres fundamentales del Zulia, descalificando la información sobre la eventual quiebra de PDVSA, eso no es cuestión de querer o desear, la realidad esta allí en los resultados económicos de la empresa, esta quebrada y los indicadores muestran que es una caída abismal y a este paso de indecisión parece no tener remedio.

La industria esta politizada, eso es evidente, tal cual la fusión que termino en absorción, no vale lo que se hizo sino el ruido que se hace, en otras palabras como lo notamos quienes vivimos ese proceso mas valía la apariencia que los resultados, de allí que las acciones teatralmente orquestadas tienen mayor impacto que años de dedicación y servicio.

El Zulia en esencia se sostiene por la acción política que se desarrolla en y desde Maracaibo, pero no es descartable que el régimen intente usar el espíritu  el tanta veces invocado espíritu de transformar la COL en un estado.

Refiero esto motivado a que los lideres “aceptados” en la COL no han tomado las acciones para salvaguardar al Zulia de este desmembramiento y están mas pendientes de las listas de opciones para los alcaldes que van a ser revocados o para los cargos a las diputaciones.

Esto lo definen como parálisis por análisis, es decir hay tanta información y tanta gente participa en la toma de decisiones que no se supera la etapa de análisis, los elementos sobre los cuales baso mi juicio, en los cambios que se han dado a nivel de la irrita CRBV y la LOFAN.

En la actualidad y por muchos que nos opongamos tenemos una sociedad militarmente controlada, pues la LOFAN le otorga poder sobre los ciudadanos en clara violación de la CRBV.

Del mismo modo la LOFAN es el órgano por el cual se ejerce el control que se planteaba hacer a través de la denominada ley sapo, mientras que el aspecto territorial faculta la creación de áreas de defensa estratégica nacional.

Esto es apenas una guinda del pastel, pues en la ley de seguridad y soberanía agroalimentaria, se le confiera a la milicia el rol de la guardia y custodia aun cuando nadie ha definido que abarca al referida ley.

Asimismo, la milicia es el pilar de apoyo fundamental de los concejos comunales, en el golpe de estado que el régimen esta ejerciendo a cuentagotas.

En pocas palabras la recentralización, perdida de la institucionalidad y el paramilitarismo son signos de las acciones que el régimen desea implementar, es decir, sus herramientas para incapacitar políticamente la oposición.

En este caso ellos tiene la llave en la mano, han generado la crisis que es un golpe de estado contra los entes municipales, estos se ahogan en espera de una acción regional que les de peso a su reclamo, apenas es el primer acto.

Respuesta a cuenta gotas, recargar a PDVSA con la nómina de las empresas de servicios muchas de las cuales son tan o mas antiguas que PDVSA y han existido desde el inicio de la explotación petrolera, lo cual genero la crisis del sector comercial y conexo, lo cual no se traduce sino en perdida de puestos de trabajo.

Crisis del agua en al sub-región, cuyo proyecto fue cancelado por falta de ingeniería básica y de detalles para hacer contrapeso a la contrapropuesta oficialista, quienes sin razones técnicas imponen su idea a trocha y mocha.

Es previsible tras la mudanza de importantes agentes del oficialismo a lagunillas, que se lancen en la aventura de partir al Zulia a la mitad para quitarle peso y eso lo grave es la orfandad de la región para ambos bandos

Msc Ing Francisco J González R

Ciudadano Zuliano con preocupaciones

EL ZULIA SIGUE GANADOR

En un país convulsionado por la cada vez más onerosa expresión de la tiranía sultánica que desde caracas irradia hacia el resto del país, coartando nuestras libertades algunas veces de una manera tan radical y otra de una manera tan sutil que ha sobrepasado los límites aceptables dentro del marco democrático, eso nos ha llevado a mejorar la forma tradicional de hacer política, ya son 5-1/2 años que inventamos el concepto de la unidad en Cabimas, apenas este año Venezuela aplicó el concepto, claro está de manos de la Democracia Cristiana.

Es muy obvio que del resto de la nación nos separan raíces étnicas, culturales e históricas, por ejemplo entre 1670 a 1770 administrativamente éramos administrados por la Nueva Granada y entre 1811 a 1821, éramos aún una provincial española, de allí no constituimos “libres e independientes del gobierno español, constituyéndonos en República Democrática”, la República del Zulia, la cual para muchos duro hasta 1868 e incluso 1891 y hasta 1916seguna algunas versiones, sin embargo ese sentimiento no ha muerto, eso es lo que recodamos cada 28 de enero, la época cuando nos alzamos en armas para asegurar nuestras fronteras y erigirnos como un estado autónomo, soberano e independiente, el cual Guzmán juro doblegar y empobrecer hasta reducir a una solitaria playa de pescadores, cosa que no pudo hacer, aún cuando los últimos 100 años hemos vivido casi como un país doblegado y expoliado por su conquistador.

Al menos así fue hasta hace casi veinte años cuando a través de la subsidiaridad pudimos seleccionar nuestras autoridades, apenas alcanzamos descentralización política, la administrativa fue reducida a una simple desconcentración, errores tras los cuales hoy un nuevo dictador quien con un renovado odio al Zulia y a lo que representa al más puro estilo guzmancista trata de nuevo de golpear nuestro soberano estado, recentralizando y reconcentrando todo aquello que por justo derecho es nuestro de todos los Zulianos, en nombre de una estéril y ya decadente revolución.

El último centenar de años no han sido suficientes para acallar el espíritu altivo y soberano de un Zulia que reclama su lugar como nación y estado soberano, tiempo que no ha sido suficiente para acallar el ansia de poder de Caracas y apenas tenemos medio siglo de haber descubierto que el ansia de poder de Maracaibo es quizás más grande que la de la capital, sin embargo, eso es producto de aun estar aprendiendo que se supone es la democracia.

Los resultados que hemos obtenido a lo largo y ancho de la nación, no son sino una muestra de ello, democracia no es la voluntad de la mayoría como mal interpretan los socialdemócratas, tampoco es la voluntad de un estado todopoderoso que se abroga para sí la representación del pueblo, como pretenden los revolucionarios de la izquierda comunista, ella es más bien el punto de equilibrio donde las mayorías y minorías esta representadas y coexistan pacifica y productivamente.

Lo vimos a lo largo y ancho de la nación, minorías se atrincheraron y pudieron resistir tanto que cambiaron el equilibrio de poder entre las mayorías, en otros casos mayorías incapaces de dialogar entre sí debieron ceder su paso a minorías, lo mismo aplica a las expresiones de liderazgo, lo único que tenemos claro es que acá no existe espacio para las minorías, el oneroso uso de las morochas no hace sino castrar la voluntad democrática de la nación.

Todo el concepto de hacer política esta trastocado, no es la función de servicio que esperamos debería ser, el enfoque del poder esta volteado de cabeza, se le concede mayor importancia en el poder central al presidente que en el poder local al alcalde, cuando debería ser al contrario, la federación no fue sino un sueño que apenas hoy luchamos por hacer realidad.

En nuestro estado ese enfoque es diferente al usado en el resto del país, el gobierno zuliano bajo una perspectiva socialdemócrata, de momento ha tomado buena parte de las banderas de la Democracia Cristiana, luchado por ser un ejemplo de amplitud, inclusión y hasta cierto punto efectividad, aún cuando en los municipios aún se producen pugnas por el poder local, que deberán ser subsanados como parte del proceso natural de evolución de la sociedad política.

Así el Zulia seguirá marcando la pauta de la evolución de la sociedad política venezolana y subsecuentemente alcanzara el grado de madurez necesario que aquellas proclamaciones que desde hace 187 años han enunciado:

“¡Viva la independencia de Maracaibo!…. ¿Qué puede unirnos ya a esa República (Venezuela) contradictoria que soporta humillada con la resignación del esclavo vil, una dictadura que se organiza como para ser interminable, sin vergüenza ni temor de la historia? (sigue): Rompamos los lazos: ¡Proclamemos la Independencia de Maracaibo! ¡tenemos elementos para subsistir por nosotros mismos!”

“No más consideraciones, maracaiberos; la lealtad no nos ordena el suicidio. Rompamos los lazos, proclamemos la independencia”

“El estado reasume la soberanía delegada en los poderes nacionales, mientras que los pueblos de la unión establecen un gobierno general de conformidad con los estatutos de los Estados Unidos de Venezuela”

Sean una realidad, tiempo para que las voces de los cobardes que aún hoy le temen a la idea sean acalladas, para que nuestro estado alcance su lugar en el seno de las naciones libres del mundo, mientras tanto saludos con júbilo a Pablo Pérez Nuevo Gobernador del Zulia, quien en nuestro municipio y en todo el estado se consagro ganador con nuestro humilde aporte, aún a pesar de malas jugadas de gente de sus propias filas y nos comprometemos a ayudar esa gestión que es de todos nosotros los Zulianos.

 

Ing. Francisco J González R Msc

Presidente (E)

COPEI Partido Popular Cabimas.