febrero 2009


 

Con una serie de actividades de interés para nuestra organización, se dará pronto inicio de la tercera semana de la DSI, actividad que anualmente el promovida por La Arquidiócesis de Maracaibo, la UNICA y el Foro Eclesial de Laicos.

Este año las conferencias cubrirán como tema central la educación y valores hacia el bien común “una Venezuela para todos” en homenaje a los 30 años de Puebla.

Se le invita a participar a los laicos, militantes, simpatizantes a participar en estas actividades.

Ing. Francisco J González R Msc

Presidente

COPEI Partido Popular Cabimas

 

Con una serie de actividades de interés para nuestra organización, se dará pronto inicio de la tercera semana de la DSI, actividad que anualmente el promovida por La Arquidiócesis de Maracaibo, la UNICA y el Foro Eclesial de Laicos.

Este año las conferencias cubrirán como tema central la educación y valores hacia el bien común “una Venezuela para todos” en homenaje a los 30 años de Puebla.

Se le invita a participar a los laicos, militantes, simpatizantes a participar en estas actividades.

Ing. Francisco J González R Msc

Presidente

COPEI Partido Popular Cabimas

Nos toca asumir un reto de mediano y largo plazo, a la fecha nos hemos equivocado por completo por confiar la política a los políticos, debemos de una vez establecer la línea base de acción, ya que parece ser que dentro de nuestras filas se hieren muchas susceptibilidades al hablar del fraude electoral, de esto uno de los ejemplos más notables es la más reciente alharaca de Enrique Márquez por las declaraciones de Henry Ramos a las que ya estamos acostumbrados, que nos evoca las que armó contra COPEI y SUMATE cuando se develo lo de la quinta margabel que al final nunca se llego a nada concreto, por esa trifulca interna.

Es un lugar común de los análisis de los últimos días refiere la virtual ausencia de capacidad de movilizar en los sectores más apartados de la geografía de nuestro país y la contrastante abundancia de política de medios, de allí que nuestra organización en Cabimas tras la debacle propiciada por los socialdemócratas en las elecciones de noviembre para las cuales decidieron obviar todo concepto unitario y trataron infructuosamente de imponer su candidato y aun hoy se ufanan de no ser culpables de tan dolosa acción, como la colectividad ha podido ver en las nefastas declaraciones del alcalde paralelo o secretario de gobierno de Cabimas.

Por eso COPEI Partido Popular Cabimas puso el letrero de en reestructuración y bajo nueva administración, son años de esfuerzo tratando de romper las cadenas del servilismo que se habían levantado y sostenían la organización en un virtual estado de indefensión que incluso llegaban al punto que las decisiones de la organizaciones eran tomadas en el seno de organizaciones aliadas de corte socialdemócrata y nadie decía ni hacia nada al respecto.

Apenas se asentaba la polvareda de la elecciones de noviembre cuando decidimos ir a la base con la promesa de hacer la organización un ente funcional y a su servicio de nuevo, incluso nos integramos al Comando Angostura logramos organizar una serie de actividades exitosas y más importante aun financiadas por nuestra gente y sin comprometer la autonomía de la organización en el mediano plazo.

Ahora siendo una organización renovada no falta quien trate de restar meritos a la iniciativa, pero esto es apenas un reflejo de la situación nacional, por lo que para salir de este régimen se deben emprender acciones en más de un frente por vez; auditoria del REP, fiscalización de la cedulación, funcionalidad orgánica de los partidos, sin ello la alharaca de Enrique Márquez y compañía contra todo aquel que este calificado para argumentar los fraudes del régimen no serán sino una evidencia de una sospechosa relación de vasallaje de ciertos factores de la oposición hacia el régimen socialistas que propugna el sultánico dictador que reside en Miraflores.

Msc Ing. Francisco J González R

Presidente

COPEI Partido Popular Cabimas

Nos toca asumir un reto de mediano y largo plazo, a la fecha nos hemos equivocado por completo por confiar la política a los políticos, debemos de una vez establecer la línea base de acción, ya que parece ser que dentro de nuestras filas se hieren muchas susceptibilidades al hablar del fraude electoral, de esto uno de los ejemplos más notables es la más reciente alharaca de Enrique Márquez por las declaraciones de Henry Ramos a las que ya estamos acostumbrados, que nos evoca las que armó contra COPEI y SUMATE cuando se develo lo de la quinta margabel que al final nunca se llego a nada concreto, por esa trifulca interna.

Es un lugar común de los análisis de los últimos días refiere la virtual ausencia de capacidad de movilizar en los sectores más apartados de la geografía de nuestro país y la contrastante abundancia de política de medios, de allí que nuestra organización en Cabimas tras la debacle propiciada por los socialdemócratas en las elecciones de noviembre para las cuales decidieron obviar todo concepto unitario y trataron infructuosamente de imponer su candidato y aun hoy se ufanan de no ser culpables de tan dolosa acción, como la colectividad ha podido ver en las nefastas declaraciones del alcalde paralelo o secretario de gobierno de Cabimas.

Por eso COPEI Partido Popular Cabimas puso el letrero de en reestructuración y bajo nueva administración, son años de esfuerzo tratando de romper las cadenas del servilismo que se habían levantado y sostenían la organización en un virtual estado de indefensión que incluso llegaban al punto que las decisiones de la organizaciones eran tomadas en el seno de organizaciones aliadas de corte socialdemócrata y nadie decía ni hacia nada al respecto.

Apenas se asentaba la polvareda de la elecciones de noviembre cuando decidimos ir a la base con la promesa de hacer la organización un ente funcional y a su servicio de nuevo, incluso nos integramos al Comando Angostura logramos organizar una serie de actividades exitosas y más importante aun financiadas por nuestra gente y sin comprometer la autonomía de la organización en el mediano plazo.

Ahora siendo una organización renovada no falta quien trate de restar meritos a la iniciativa, pero esto es apenas un reflejo de la situación nacional, por lo que para salir de este régimen se deben emprender acciones en más de un frente por vez; auditoria del REP, fiscalización de la cedulación, funcionalidad orgánica de los partidos, sin ello la alharaca de Enrique Márquez y compañía contra todo aquel que este calificado para argumentar los fraudes del régimen no serán sino una evidencia de una sospechosa relación de vasallaje de ciertos factores de la oposición hacia el régimen socialistas que propugna el sultánico dictador que reside en Miraflores.

Msc Ing. Francisco J González R

Presidente

COPEI Partido Popular Cabimas

Por Oswaldo Álvarez Paz

Es increíble que los sectores de la oposición que más se aferran al electoralismo como única vía para salir de Chávez, no se ocupen con seriedad de limpiar ese camino y colocarse en condiciones de competir con reales posibilidades de éxito. Hay quienes llegan al extremo de felicitar al Consejo Nacional Electoral, de reconocer como impecables unos resultados obtenidos sobre la base de todos los abusos y de una violencia institucional feroz y con un registro de electores envenenado de manera progresiva. Dejo constancia, una vez más, que es un grave error confundir elecciones con democracia y más grave aún pensar que esta vía es la gran legitimadora del régimen. No es la única, ni siquiera la más eficiente para provocar el cambio cualitativo que Venezuela necesita.

En el segundo semestre habrá elecciones municipales. El año próximo serán las parlamentarias. En casi todos los partidos empezó la rebatiña entre los aspirantes a concejales y a diputados. Listas completas de candidatos están circulando con señalamientos de circunscripciones para ambos procesos. No pocos dirigentes del primer nivel buscan recursos y aliados para la elección presidencial del 2012. En condiciones normales esto no tendría nada de particular. Sería útil para todos los efectos. Pero en una dictadura constitucional, con un nuevo marco legal vigente mediante los decretos-ley producto de la Ley Habilitante y la enmienda a la Constitución que acaba de promulgar el Presidente, esto luce a inmadurez en el mejor de los casos. También a cobardía y hasta complicidad activa por parte de quienes solo piensan en sobrevivir a cualquier precio. Es infantil decir que proyectando los resultados del 15F ya tendríamos asegurado al menos el 50% de los concejales y de los diputados a elegirse en los procesos que se avecinan. Estos genios de la hermenéutica electoral no se ocupan de impugnar a la maquinaria electoral oficialista que encabeza la directiva misma del CNE y llega hasta el último funcionario del más apartado rincón. Mucho menos de auditar integralmente el registro electoral. Nuestro país no es la república más vieja del continente. Con 26 millones de habitantes no hay 17 millones de electores, ni tampoco pueden existir municipios con más votantes que habitantes. Se impone un serio trabajo de base con los electores de cada mesa. Ubicarlos físicamente sería un extraordinario trabajo en la base, bueno para todos los efectos presentes y futuros, electorales o no. Con este gobierno, con este CNE y con el REP actual las opciones electorales son mínimas. Las frustraciones seguirán llegando luego de cada jornada. Autoridades electorales imparciales y un registro electoral depurado con seriedad, son condiciones indispensables para, a pesar de todo, avanzar electoralmente. La naturaleza del problema es diferente. Todos los caminos deben explorarse. El combate tiene que ser en todos los terrenos para que lo electoral tenga sentido.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 23 de febrero de 2009

Por Oswaldo Álvarez Paz

Es increíble que los sectores de la oposición que más se aferran al electoralismo como única vía para salir de Chávez, no se ocupen con seriedad de limpiar ese camino y colocarse en condiciones de competir con reales posibilidades de éxito. Hay quienes llegan al extremo de felicitar al Consejo Nacional Electoral, de reconocer como impecables unos resultados obtenidos sobre la base de todos los abusos y de una violencia institucional feroz y con un registro de electores envenenado de manera progresiva. Dejo constancia, una vez más, que es un grave error confundir elecciones con democracia y más grave aún pensar que esta vía es la gran legitimadora del régimen. No es la única, ni siquiera la más eficiente para provocar el cambio cualitativo que Venezuela necesita.

En el segundo semestre habrá elecciones municipales. El año próximo serán las parlamentarias. En casi todos los partidos empezó la rebatiña entre los aspirantes a concejales y a diputados. Listas completas de candidatos están circulando con señalamientos de circunscripciones para ambos procesos. No pocos dirigentes del primer nivel buscan recursos y aliados para la elección presidencial del 2012. En condiciones normales esto no tendría nada de particular. Sería útil para todos los efectos. Pero en una dictadura constitucional, con un nuevo marco legal vigente mediante los decretos-ley producto de la Ley Habilitante y la enmienda a la Constitución que acaba de promulgar el Presidente, esto luce a inmadurez en el mejor de los casos. También a cobardía y hasta complicidad activa por parte de quienes solo piensan en sobrevivir a cualquier precio. Es infantil decir que proyectando los resultados del 15F ya tendríamos asegurado al menos el 50% de los concejales y de los diputados a elegirse en los procesos que se avecinan. Estos genios de la hermenéutica electoral no se ocupan de impugnar a la maquinaria electoral oficialista que encabeza la directiva misma del CNE y llega hasta el último funcionario del más apartado rincón. Mucho menos de auditar integralmente el registro electoral. Nuestro país no es la república más vieja del continente. Con 26 millones de habitantes no hay 17 millones de electores, ni tampoco pueden existir municipios con más votantes que habitantes. Se impone un serio trabajo de base con los electores de cada mesa. Ubicarlos físicamente sería un extraordinario trabajo en la base, bueno para todos los efectos presentes y futuros, electorales o no. Con este gobierno, con este CNE y con el REP actual las opciones electorales son mínimas. Las frustraciones seguirán llegando luego de cada jornada. Autoridades electorales imparciales y un registro electoral depurado con seriedad, son condiciones indispensables para, a pesar de todo, avanzar electoralmente. La naturaleza del problema es diferente. Todos los caminos deben explorarse. El combate tiene que ser en todos los terrenos para que lo electoral tenga sentido.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 23 de febrero de 2009

DESDE EL PUENTE

Oswaldo Álvarez Paz

DE MAL HACIA PEOR

Las cosas están mal en Venezuela. A partir del domingo, lejos de iniciar la ruta para revertir hacia lo positivo las negativas tendencias del presente, se acelera el proceso que conduce hacia lo peor. Podemos decir con razón que la votación del domingo estuvo precedida por cualquier cantidad de vicios, irregularidades, ventajismo descarado, uso y abuso del poder político y económico del estado-gobierno, violencia física e institucional. Todo ello bajo la conducción de un Consejo Nacional Electoral groseramente entregado al régimen, ciego, sordo y mudo ante el descaro gubernamental. Celosamente agresivo contra los sectores democráticos que enfrentaban la propuesta reeleccionista, pero no merecedor de la confianza general de la población. Nadie podrá convencerme de la transparencia de un registro electoral permanente envenenado, al menos hasta que sea sometido a una rigurosa revisión de especialistas. Venezuela no tiene diecisiete millones de electores. No somos, con veintiséis millones de habitantes, el país con más viejos de esta parte del mundo. Podríamos agregar muchas cosas más a estas reflexiones, pero siento que en este momento son innecesarias. Espero que esto tenga su momento. Lo lamentablemente cierto es que se aceptó participar en una consulta inconstitucional planteada de manera fraudulenta que le deja ahora a los poderes constituidos del estado-gobierno la definición de los alcances de la enmienda y la redacción de los artículos modificados, nada de lo cual fue votado.

El gran triunfador del domingo fue Hugo Chávez, jefe del estado y la gran perdedora la nación venezolana que él debería representar. Pero prefiere controlarla, someterla y condenarla a una miseria de tal naturaleza que todos, ricos y pobres, personas naturales y personas jurídicas, tengamos que depender de su voluntad hasta para las cosas más elementales. Perdió el referéndum sobre la reforma constitucional en diciembre del 2007, pero inmediatamente después promulgó los veintiséis decretos-ley producto de la Habilitante, síntesis de las propuestas rechazadas por el pueblo. Hoy son leyes vigentes aunque no estén plenamente aplicadas. El tema que faltaba, la reelección indefinida, acaba de obtenerlo con la votación del domingo, la cual a pesar de todo proyecta a una Venezuela confrontada consigo misma. Dos mitades casi irreconciliables, con dificultades crecientes para la convivencia pacífica en una República que está siendo destruida a pasos acelerados. Más de cinco millones de compatriotas no aceptarán que sobre sus restos se consolide un estado socialista a la cubana como proyecto de un esquema totalitario. Toda dictadura autocrática necesita construir el marco jurídico adecuado a sus propósitos. Chávez dio un paso largo hacia su objetivo final. El problema no es cuantitativo, numérico en votos, sino cualitativo. De principios y valores que desaparecen. El reto es enorme. Perdemos la patria. ¡Podemos impedirlo!

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 16 de febrero de 2009

Página siguiente »