agosto 2012


Editorial

La mentira explota

¿Es acaso competente un gobierno que obliga a sus funcionarios a aguantar las  eternas peroratas del Presidente en vez de ocuparse de resolver los problemas referentes a sus cargos? ¿Un gobierno que le importa más dar la impresión de que ganarán un simulacro electoral en vez de ocuparse de mantener la seguridad industrial?

¿Hasta cuándo tenemos que calarnos tantas mentiras, tantos show mediático, tanta irresponsabilidad?.  Lo sucedido trágicamente en Amuay es la tapa de un frasco que no saben como cerrar. Son ya tantos los percances en la industria petrolera, en las vías de comunicación, en el servicio eléctrico, en el sistema penitenciario, en las industrias básicas de Guayana, que no se puede sostener que sean meras coincidencias, sino más bien la prueba fehaciente de la incapacidad de gobernar de esta pseudo revolución bolivariana.

¿Es acaso competente un gobierno que obliga a sus funcionarios a aguantar las  eternas peroratas del Presidente en vez de ocuparse de resolver los problemas referentes a sus cargos? ¿Un gobierno que le importa más dar la impresión de que ganarán un simulacro electoral en vez de ocuparse de mantener la seguridad industrial? ¿Un gobierno que no acepta la presencia de observadores internacionales en los comicios y le da instrucciones al CNE que sólo puedan venir acompañantes limitados a ver las bondades del sistema electoral pero que no puedan opinar sobre los resultados? ¿Un gobierno que persiste en ocultar o disimular el estado de salud del presidente  para no perjudicarse electoralmente? ¿Un gobierno que no sabe o no quiere ponerle coto a una delincuencia desbordada?

Es obvio que no es competente, salvo para crear falsas matrices de opinión y presentar a nivel mundial la imagen de un país que no es, hoy en día,  sino una mala copia de las llamadas aldeas Potemkin. No solo que detrás de esas fachadas no hay nada sino peor aún un costoso engaño en el que los recursos financieros del estado se volatilizan o peor aun engrosan las cuentas externas de algunos funcionarios mas preocupados por su futuro personal que el del país.

Esto tiene que terminar el 7 0, Venezuela se merece algo mejor definitivamente hay dos caminos, uno lleva al progreso y el otro hacia el caos y el abismo.
Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Alerta del Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia: masacre de 80 indígenas yanomamis en Venezuela

Agosto de 2012

El Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (Redlad) condena la matanza de cerca de 80 indígenas yanomamis en Venezuela mediante armas de fuego y explosivos.

 

Se han recibido de denuncias sobre la muerte de gran cantidad de personas indígenas yanomamis de la Comunidad Irotaheri (Municipio Alto Orinoco del Estado Amazonas), supuestamente en manos de mineros ilegales brasileños denominados garimpeiros.  Testigos han descrito la existencia de innumerables huesos y cuerpos quemados.

 

La zona es de difícil acceso y se ubica a 5 horas en helicóptero o 15 días a pie desde la capital del Estado Amazonas.  Organizaciones indígenas como Horonami y Wataniva han denunciado los hechos, argumentando intentos de violación de mujeres por parte de los victimarios, destrucción de casas y asesinatos, una cuestión que aseguran se viene desarrollando desde hace años sin mayor preocupación por parte del gobierno.

 

De hecho, se asegura que en 1993, 16 indígenas fueron asesinados por parte de buscadores de oro.

 

El Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, plataforma de impulso a la democracia y el respeto de los derechos humanos, entre ellos la protección de los derechos de los pueblos indígenas y originarios, en su calidad de Miembro Oficial del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Capítulo Regional del Movimiento Mundial por la Democracia (WMD):

Condena la brutal masacre y exige a las autoridades venezolanas una investigación de los hechos y la ejecución de medidas de protección urgentes a favor de la población vulnerada.
Insta a las organizaciones defensoras de los derechos de los Pueblos Indígenas y de los derechos humanos en general para que se manifiesten condenando los terribles sucesos y exijan justicia y protección para las víctimas.
Hace un llamado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Comisión de Derechos Humanos, el grupo de trabajo sobre Poblaciones Indígenas de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías de las Naciones Unidas y el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas para que estudien los hechos y ejecuten las acciones pertinentes para la protección de yanomamis.
Exige el cumplimiento de lo estipulado en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes,  la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto de San José. 

_____________

ENGLISH

Alert of Permanent Secretariat of the Latin American and Caribbean Network for Democracy: massacre of 80 indigenous  in Venezuela

August 2012

 

*Unofficial translation done only for the purpose of being understood.

The Permanent Secretariat of the Latin American and Caribbean Network for Democracy (Redlad) condemns killing of about 80 indigenous yanomamis in Venezuela by firearms and explosives. 

There have been complaints about the death of many indigenous people yanomamis from the community Irotaheri (Municipality Alto Orinoco Amazonas State), supposedly in the hands of illegal Brazilian miners called garimpeiros. Witnesses have described the existence of innumerable bones and burned bodies.

The area isn´t easily accessible and is located five hours by helicopter or 15 days walk from the capital of Amazonas state. Indigenous organizations as Horonami and Wataniva have denounced the facts, claiming attempted rape of women by part of the perpetrators, destroying houses and killing people, an issue that has been developing for years.

In fact, he says that in 1993, 16 indigenous people were killed by gold miners.

The Permanent Secretariat of the Latin American and Caribbean Network for Democracy, a platform promotion of democracy and respect for human rights, including the protection of the rights of indigenous and native peoples, as Official Member of the Forum Civil Society Organization of American States (OAS) and Regional Chapter of the Global Movement for Democracy (WMD): 

Condemns the brutal slaughter and calls to Venezuelan authorities to do an investigation of the facts and execute urgent protection measures for the population.
Urges the organizations that defend the rights of Indigenous Peoples and human rights in general to manifest, condemning the terrible events and demand justice and protection for victims.
It calls on the Inter American Commission of Human Rights, the UN Human Rights Commission, the Working Group on Indigenous Populations of the Subcommission on Prevention of Discrimination and Protection of Minorities of the United Nations and the Permanent Forum on Indigenous Issues United Nations to study the facts and implement appropriate actions to protect the yanomami population.
Requires compliance with the provisions of Convention 169 of the International Labour Organization (ILO) on Indigenous and Tribal Peoples in Independent Countries, the International Convention on the Elimination of All Forms of Racial Discrimination, the International Covenant on Civil and Political Rights and the Pact of San José.

Secretariado Permanente

Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia

San José, Costa Rica

http://www.redlad.org/ 

 

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Amuay, la función continúa

Esta función continúa, aunque el presidente de la Asamblea Nacional haya decidido equivocadamente no autorizar la investigación y la comparecencia e interpelación del ministro de Petróleo que los diputados de la oposición han pedido, y que debería haber sido exigida unánimemente por todos los parlamentario sin excepción

Inapropiada frase la del Presidente, ésa de que la función debe continuar, dicho que viene del mundo del espectáculo, porque la tragedia ocurrida en Amuay no es un evento al cual pueda simplemente bajársele el telón. Son demasiados los muertos, los heridos, los quemados, los venezolanos que han perdido sus viviendas y el -sin duda- altísimo costo de la reconstrucción.

Pero al mismo tiempo, también demasiados los señalamientos de imprevisión y falta de mantenimiento que generan razonables suspicacias ante los numerosos accidentes, heridos y muertos en instalaciones de Pdvsa y en el complejo refinador de Paraguaná en particular. La alta gerencia de la petrolera estatal, empezando por el propio presidente de la compañía y sus numerosas responsabilidades además de ministro de Energía y Petróleo, deberían ser los más interesados en una investigación detallada y con la mayor profundidad, pues ellos por sus cargos son los primeros responsables de lo bueno y lo malo que oc urra en materia petrolera. Aún más empeñado en esa investigación debería estar el Presidente de la República, pues jamás ha dejado de lado su control y decisiones en materia petrolera.

Esta función continúa, aunque el presidente de la Asamblea Nacional haya decidido equivocadamente no autorizar la investigación y la comparecencia e interpelación del ministro de Petróleo que los diputados de la oposición han pedido, y que debería haber sido exigida unánimemente por todos los parlamentario sin excepción. No es ésa una solidaridad con el primer mandatario ni con el Gobierno ni con el partido; por el contrario, es una falta de solidaridad con los muertos, quemados,  heridos y con quienes lo perdieron todo.

Esta función debe continuar porque todos los venezolanos tienen derecho a conocer cada detalle de lo que realmente sucedió. Mientras no lo conozcan, ese incendio seguirá vivo  en la mente, la decepción y el disgusto de cada hombre y cada mujer de Venezuel a.
Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

He leido varias referencias y versiones, solo puedo expresar una amarga tristeza puesto que esa refineri era la joya de la corona de lagoven, no acepto la cobarde opinión de los agentes del regimen, ni la de palangrsitas que flaco favor le hacen a la verdad, púespor definición son cobardes y mentirosos.

Muchos han criticado la afirmación acerca que con nosotros La Gente el Petróleo tal accidente no habria ocurrido, yo solo voy a decir que con nosotros habia menos posibilidad que tal accidente ocurriese, por un lado la “osadia que da la ignoracia” lleva a afirmaciones que indican que es imposible existiese una fuga de gas de varios días, para cualquiera que hubiese estado en una planta de procesos sabe que siempre huele a productos, no es aceptable se diga que no habia olor.

Imagen

Por otro lado, en operación normal la instalación depende de toda una serie de dispositivos y sistemas de protección y control, que servirian de ojos y oidos para alerta a los operadores, por otro lado habrian dectectores con alarmas visuales y sónicas en áreas claves, así como los operadores tendrian equipos portatiles de detección, al parecer nada de eso funciono, tambien existen numerosos informaciones que indican habia serios retrasos en la ejecucíón del mantenimiento, las cuales intentan ser rebatidas con cantidades invertidas, pero eso carece de sentido sino se presenta un balance de lo invertido vs el backslash de mantenimiento, sin eso no son mas que habladurias.

Para quienes han trabajado en la industria saben que esta aplica el criterio Du Pont de seguridad, de forma tal que el Gerente de la Refineria y su familia deben vivir en el radio de acción primario de cualquier explosión, es decir en el radio de 1 km del aréa de fallo, esto como incentivo a la no violación de normas de seguridad.

Imagen

Sin embargo, llama la atención la localización de las áreas siniestradas, pero el estudio de las noticias de prensa y las declaraciones deja dudas como una explosión deesto tipo no afecto (al menos eso parece) las areas al oeste y norte del área de procesos, en CNN han referido 250 casas dañadas en la madrugada que a 3 por casas arrojaria unas 750 personas como máximo, otras comparaciones muestran un crecimiento urbano en el área de protección de la refineria, de allí la brutal afectación referida.

Imagen

En la gráfica se observa a los bomberos tratando de enfriar los tanques que aun se incendian, la radiación térmica debe ser brutal, se habla de una incendio de un radio de 30 mts y carca de los 100 mts de altura, prácticamente al lado esta las esferes de GLP, las cuales tienen un revestimiento exterior que sometido a fuego tiene una larga duración, pero no es eterno, ya se habla de sudoración externa que revela condensación producto del cambio de fase del producto, lo cual eleva el riesgo de ocurrecia de una BLEVE que a su vez llevaría a varios UCVE, como la que se indica ha ocurrido, a mediados de los 80 ocurrio un desastre de estos en México y dejo 400 muertos y mas de 1200 heridos y centenares de desaparecidos, el regimen deberia ocuparse de enfriar esos recipientes cuyos sistemas de combate de incendios deben haber sido destruidos en la explosión, de otra forma daria pie a las versiónque indican no hay espuma mecánica en la refineria y debe llegar la próximas horas desde Citgo.

Lo anterior no es juego, la ocurrencia de una BLEVE implicna la expansión del líquido en mas de 200 veces su volumen y un radio mínimo de explosión primaria de 300 mts y una onda explasiva de unos 600 a 700 mts.

Churchill dijo que en tiempo de guerra la primera baja es la verdad, existen unos MAPAS INTERACTIVOS: Zonas afectadas por explosión en #Amuay http://t.co/dTKpA8Qd http://t.co/WARi5xv7 que son muy recomendables para visitar y analizar, con ello la versión del sabotage cae por su propio peso, de haberlo fue orquestado y montando desde Miraflores y ejecutado al a hora cuando la gente inocentemente dormia, sino es eso entonces es negligencia criminal, porque existen datos que indican que se habia evacuado al personal diruno pero se permitio la labor del personal nocturno, incluos esta en la web un mnsaje que rebela cifras de concntración de metano y H2s como para matar a cualquiera y hablan de atmosferas saturadas de producto.

Imagen

Solo el tiempo dira, soy Lagoven y no quisiera ver Amuay destruido, primero por su valor operacional, luego por simple sentimentalismo con mi antigua empresa, pero estab acabando con la industria que tomo 4 generaciones levantar, DIos tenga piedad de las almas que se perdieron en esta tragedia y enie sus legiones tras los responables de estos daños.

Ing Msc Francisco González

Imagen

 

 

Un mensaje de auxilio y una panorámica del incendio

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Editorial

Amuay: Una tragedia que nunca debió ocurrir

El país unido, sin distingo de colores, debe exigir que la seguridad de nuestra industria petrolera esté a la altura de las mejores refinerías del mundo y que accidentes como el que ocurrió en Amuay puedan ser evitados

La tragedia de Amuay que enluta al pueblo venezolano es un hecho lamentable desde todo punto de vista. Esas explosiones en la que fue durante muchos años una de las refinerías más grandes del mundo deben ser objeto de una profunda y desapasionada reflexión nacional.

Las causas  de este tipo de accidentes no son producto de circunstancias naturales. Aquí no ha habido ni un tsunami, ni un terremoto que pudieran haber ocasionado accidentes imprevisibles. En este tipo de instalaciones de alta volatilidad, se dispone de protocolos de seguridad que son normas internacionales y además existe un resguardo permanente del acceso de personal no autorizado y capacitado dentro del perímetro del complejo refinador.

Las primeras impresiones tras los comentarios hechos a la prensa por los habitantes de la zona parecieran confirmar la crónica de un mal anunciado en el que los pobladores habrían percibido y olido algo semejante, pero a mayor escala de una fuga de gas. Si esa fue la causa principal de la explosión deberá ser objeto de un análisis responsable e imparcial porque ya el daño lamentablemente ocurrió y lo que hay que impedir a toda costa es que se vuelvan a producir circunstancias similares que enluten a más familias venezolanas.

El país unido, sin distingo de colores, debe exigir que la seguridad de nuestra industria petrolera esté a la altura de las mejores refinerías del mundo y que accidentes como el que ocurrió en Amuay puedan ser evitados.

No queremos terminar estas notas sin antes expresar nuestras palabras de sentidas condolencias a las familias  de todos aquellos que  lamentablemente perecieron y la exigencia de que los heridos de gravedad sean atendidos ya sea en Venezuela como en otros lugares del mundo en los que se les pueda garantizar la mejor recuperación posible a sus graves lesiones.

Esta es una hora en que los venezolanos unidos debemos brindarles a todas las víctimas de este des astre nuestra más absoluta solidaridad.
Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Amuay: Explosión de desprecio

Cuando la tragedia de Vargas, en 1999, Estados Unidos ofreció enviar un contingente de especialistas en catástrofes para ayudar a resolver el problema con el menor índice de sufrimiento posible. Pero por tratarse de un país que no cuenta con el aprecio del señor Hugo Chávez, la ayuda no se materializó. Los cuerpos humanos lapidados, las viviendas destrozadas, los puentes derribados, las lágrimas y el dolor, todo eso pasaba a un segundo plano, lo único que demostró contar en ese momento erán los sentimientos personalistas del hombre que tenía el poder; la vida, la dignidad humana, todo eso era prescindible.

En 2002, veintitrés mil de los profesionales más capacitados de Venezuela fueron despedidos de sus trabajos; sin importar para nada que esos conocimientos técnicos eran absolutamente necesarios para operar la industria más importante del país, la que permite que todo lo demás fluya. Nuevamente los sentimientos personalistas de quien tenía el poder privaron sobre los intereses nacionales.

Durante varios meses me dediqué a recorrer en vehículo el interior de Venezuela. El sentimiento que me invadía durante mis recorridos era desolador. Las carreteras destruidas, los puentes bloqueados cuando no derribados, ninguna iluminación en las vías, volviéndolas bocas de lobo a partir de las seis de la tarde, con el consecuente peligro mortal de transitarlas; todo lo que tenía que ver con infraestructura, seguridad, estética y cuidado simplemente no existía.

Transitar por Venezuela es sentir en la piel cuán abismal e infinitamente frío es el desprecio que el gobierno del señor Hugo Chávez siente por los venezolanos, por la dignidad, por la vida misma.

Los puentes se caen; las ciudades quedan incomunicadas; las tierras cultivables parecen cementerios de monte y culebras; las empresas que fueron arrancadas a sus legítimos propietarios hoy son chatarra inservible; lo mismo con las empresas del Estado, todas quebradas, con empleados mal pagados y humillados; la basura se amontona en todas partes, haciéndose parte ineludible de los paisajes; todo, absolutamente todo lo que significa dignidad y vida es pisado a diario por el desprecio gubernamental.

¿Se iba a salvar PDVSA de esta desidia, de este criminal desprecio?

La explosión de la refinería de Amuay, que forma parte del segundo complejo refinador más grande del mundo; no es un accidente. Esta explosión es un vil y condenable crimen que merece el repudio y la denuncia de todos los venezolanos que tengan conciencia y dignidad. Una refinadora petrolera es una bomba peligrosísima que merece el cuidado que uno le da a un hijo recién nacido. Necesita los niveles de profesionalismo más exigentes, y nada puede escatimar el hacerle todas las inversiones necesarias para que hasta el más mínimo detalle esté protegido, en las manos de los profesionales mejor entrenados y más competentes que existan. Esto requiere conocimientos y mucho dinero invertido. Requiere atención total y nada puede dejarse a la improvisación o a las medias tintas.

Miles de millones de dólares de todos los venezolanos le ha regalado el señor Chávez a Fidel Castro para que los invierta en su refinería y para que los use a su caprichoso antojo; miles de millones de dólares de todos los venezolanos se le han regalado a decenas de países a cambio de comida producida por ellos, comida que ya no puede producirse en Venezuela debido a medidas del señor Chávez.

Desde hace  años, se le ha quitado el dinero a PDVSA para usarlo en la promoción de la imagen del señor Chávez. Todos esos miles de millones de dólares, dejaron de invertirse en áreas que son neurálgicas para el sostenimiento de nuestro país y la seguridad de la vida de todos nosotros, incluyendo, por supuesto, a los trabajadores petroleros, y a todas las personas que trabajan prestándole servicios a esa industria, o que viven cerca de sus instalaciones.

La explosión de Amuay es una evidencia trágica de la incompetencia y, sobretodo, del infinito desprecio que siente el gobierno del señor Chávez por la dignidad de la vida humana.

En el mundo petrolero, la inversión en seguridad, cuidado y competencia operativa es muy elevada, porque así lo exige el peligro implícito en este negocio. Pero en lugar de usar el dinero para cuidar las operaciones y evitar los accidentes, lo utilizan para fines que nada tiene que ver con los intereses nacionales.

Un niño de 10 años ha muerto por la explosión de Amuay, junto con otras decenas de personas inocentes que no merecían la muerte (o heridas), y menos una tan espantosa como la que produce la explosión de gases venenosos cubiertos de un fuego que sancocha la piel.

Un accidente ocurre cuando el suceso ocurrido no pudo evitarse y ocurre de imprevisto. Lo de Amuay pudo evitarse con el mínimo de cuidado y competencia que estuvieron ausentes por la más criminal de las negligencias. La explosión de Amuay fue un delito, no un accidente. Fue un crimen que tiene que ser penalizado con toda la fuerza de la ley y exigir responsabilidades de carne y hueso.
 
En cuanto a la investigación que lógicamente se está exigiendo hay que tener cuidado. Pedirle al gobierno que investigue su propio crimen de alguna forma lo está eximiendo de la responsabilidad directa, pública y notoria, que tiene en este lamentable y trágico suceso. No puedes pedirle al responsable de un crimen que constituya una comisión investigadora. Se debe exigir la creación de una comisión investigadora internacional e imparcial que no incluya para nada a los presuntos responsables del crimen. En el intento de querer lucir ecuánime, se puede, involuntariamente, legitimar a una autoridad que por sus acciones criminales no debe ser reconocida. Además, pedirle al gobierno una investigación genera un tono que implícitamente permite la duda sobre quien puede ser el responsable, cuando a todas luces es evidente que es el gobierno. Creo que hemos llegado a un estado de cosas, que no permite ningún atenuante a esta trágica realidad. Menos mal que las empresas aseguradoras y reaseguradoras se encargarán de poner en papel oficial lo que ya es público y notorio: negligencia criminal.

Invito al país entero a unirse a este sentimiento de repudio, que también lo es de esperanza por la Venezuela diferente que está a la vuelta de la esquina.
También sintamos y expresemos el duelo por todos los venezolanos que han pagado con sus vidas y su libertad la factura que cobra a diario el régimen más incompetente y vil de la historia de Venezuela.

venezuelafenix@gmail.com
 

Página siguiente »