julio 2012


Editorial

Militar al mando

Venezuela tiene como Presidente a un militar activo, lo cual es una violación clara a la Constitución vigente. Esta anormalidad en medio del silencio de la Asamblea Nacional, de la Fiscalía General, de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia y de los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, todos los cuales juraron defender la Constitución de 1999

No es cosa nueva, porque hace tiempo ya que el presidente Chávez luce el uniforme especial de Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional, cargo militar que él mismo creó, diseñó y ejerce. Una decisión -¿o precaución?- que ha puesto al Presidente en situación de violación constitucional.

Comandante en Jefe de las fuerzas militares venezolanas era tradicionalmente una disposición establecida en la Constitución para dejar claro y definido el comando que por ley corresponde al Presidente de la República. Es decir, una disposición constitucional, una jerarquía correspondiente al Jefe del Estado por el hecho de serlo, pero no un rango militar.

Pero el propio Presidente Chávez demandó -y se le complació- la creación del Comandante en Jefe como una jerarquía militar, con simbología y uniforme específicos, y con una relación plenamente militar entre ese cargo y toda la estructura castrense. Antes ser Comandante en Jefe era una atribución del Presidente de la República, pero con el cambio resulta que Hugo Chávez tiene dos cargos legales. Un cargo civil, el de Presidente de la República y un cargo militar, el de Comandante en Jefe.

Lo cual nos lleva a que actualmente Venezuela tiene como Presidente a un militar activo, lo cual es una violación clara a la Constitución vigente. Esta anormalidad en medio del silencio de la Asamblea Nacional, de la Fiscalía General, de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia y de los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, todos los cuales juraron defender la Constitución de 1999.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Anuncios

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

RESPETO Y LA CONFIANZA

No puede esperar respeto quien no respeta a los demás. Especialmente cuando se tiene la responsabilidad de ejercer la presidencia. Es el caso venezolano. No recuerdo en la historia nacional una etapa tan trágica en materia de respeto a los ciudadanos. Aquí se desconoce el ordenamiento jurídico, desde la Constitución hasta leyes, reglamentos y decretos dictados por el propio régimen. La inseguridad jurídica, además de la referida a las personas y a los bienes, abre un espacio enorme a la incertidumbre que atormenta a la mayoría de la población. El Presidente falta el respeto a todo el mundo. A ricos y a pobres, a los representantes de las iglesias y del mundo económico y social, a jóvenes y viejos. Desprecia las instituciones y menosprecia el real sentido de su existencia. Maltrata a propios y extraños, incluidos algunos de sus más cercanos colaboradores. Por supuesto, en catorce años nadie se engaña con relación al visible fracaso de una gestión para el olvido. Una de las consecuencias mayores es que el pueblo le perdió el respeto a quien lo ha irrespetado tanto. No hay forma de recuperarlo. Además luce agotado física y mentalmente cuando el dinero dejó de ser suficiente para generar expectativas favorables.
Un alto militar activo, con destacada posición en las alturas, comentaba que buena parte del problema es que el presidente no confía en nadie, “ni en su propia sombra”, pues sabe que ya muy pocos confían en él. Están decididos a no depender más de la suerte de quien posiblemente sea derrotado en la elección que se avecina. Una suerte de extraña conspiración de silencio se desarrolla en el oficialismo. Se trata de un sálvese quien pueda que preocupa sobre manera al núcleo duro del chavismo, cada día más reducido. En el mundo de las fuerzas armadas todos son sospechosos. Unos de ser adversarios del régimen porque creen en la necesidad de un cambio y otros, sospechosos de ser sapos al servicio de unos cuantos jefes. La vida en ese ambiente de recelos y desconfianza, es insostenible. Sobre todo tratándose de gente que viven y trabajan juntos con lazos de amistad personales y familiares de mucho tiempo. No hay respeto ni confianza en Chávez. Se acabó.
oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 30 de julio de 2012

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Editorial

Sea serio Sr. Presidente

La falta de seriedad en el manejo de la exhumación de los restos del Libertador y la posterior confirmación de algo que nadie en su sano juicio podía dudar, la muerte de Bolívar se  debió a causas naturales y no a un pretendido asesinato por parte de la oligarquía colombiana

Ya no puede seguir gastando a manos rotas los disminuidos ingresos de un país que usted ha convertido en dependiente en un grado inimaginable hasta ahora, del petróleo.

La falta de seriedad en el manejo de la exhumación de los restos del Libertador y la posterior confirmación de algo que nadie en su sano juicio podía dudar, la muerte de Bolívar se  debió a causas naturales y no a un pretendido asesinato por parte de la oligarquía colombiana.  

Pero si eso en si ya no fuese grotesco e irritable, la gota que rebasa el vaso es esta nueva imagen que se pretende imponer, a los realazos, del supuesto rostro auténtico del Libertador.

De nada le sirve el conocimiento histórico mediante el cual sabría que el propio Bolívar afirmó que el retrato que le hicieran en Lima era lo más parecido a él.  Por si fuera poco, en respuesta a un estudio genealógico de la rama de los Bolívar en nuestro país, usted pretendió descalificar a la descendencia de su herman o natural confundiéndolo con el hijo de su hermana María Antonia, quien por cierto no tuvo descendencia. Resulta que ese hermano que pretende descalificar estuvo al lado de  su lecho de muerte y es uno de los que firman, como testigo, el acta de defunción.

Pero el asunto es como últimamente señaló un amigo del recién asesinado escolta del Presidente de PDVSA, que no es hora de averiguar si el señor tenía patillas o no, sino de resolver los problemas más graves del país como lo es la muerte a mansalva de tantos ciudadanos.  

Bolívar no necesita nuevo mausoleo, ni nuevo rostro, sino que lo dejen en paz y no sigan utilizando su memoria para tratar de construir lazos inexistentes entre el pasado y el presente.
Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado con WordPress para BlackBerry.

MENSAJE A LOS DEMÓCRATAS
Oswaldo Álvarez Paz
EL NACIONAL

Todos sabemos de la inmoralidad del régimen actual. Del uso y abuso del poder político y económico concentrado en manos del Presidente mediante el cual se esconde la enorme cobardía del régimen en prácticamente todas sus actuaciones. No es un secreto el ventajismo descarado con las cadenas, apenas un detalle del problema. De las especulaciones alrededor de las misiones y la disposición opositora de supuestamente acabarlas, de la decisión de mantener pobres a los pobres y de empobrecer al resto del país para que todos dependamos del estado-gobierno para comernos un pedazo de pan o tomarnos un vaso de leche. Tampoco es un secreto el retroceso espantoso en todas las áreas de la vida nacional. Nada funciona bien en Venezuela. El país está en quiebra, convertido en un pobre país pobre, a pesar de los recursos fiscales que manejan como les da la gana. Somos los “venaditos” de Latinoamérica, el hazmerreír de grandes y pequeños en el mundo entero. Esto unido a la enfermedad del comandante-presidente, a sus evidentes limitaciones físicas y mentales los obliga a apelar a todo tipo de armas para sembrar el miedo en la población, temor en el ciudadano común por las represalias a que se expone y avanzar en un fraude de ejecución progresiva a la vista de todos. Se trata de represión abierta y encubierta, de violencia física e institucional, que puede ser peor, mediante el chantaje y la amenaza. Malas señales.
Hugo Chávez perdió la mayoría. La nación lo rechaza en términos impresionantes. La credibilidad está en el suelo, incluso dentro de su propio mundo. El deslizamiento hacia la oposición no se detiene, aunque no todos estén aún dando apoyo a Capriles Radonsky. Quienes lo abandonan no se devuelven, a pesar de las presiones. La alternativa democrática crece como la espuma. Se apoderó de la calle y del sentimiento real del ciudadano común, hastiado y fatigado de esta cosa que tenemos como gobierno. Del mundo que apoya a Capriles nadie se retira para plegarse al oficialismo. Sucede todo lo contrario. Chávez está espantosamente solo, aunque no es un huérfano, ni menospreciable el poder que aún dispone. Ya no confía en nadie porque sabe que nadie puede confiar en él. Está demasiado alterado. Tiene perdidas las elecciones. De allí el esfuerzo sobre humano para proyectar invencibilidad o miedo. Está mal.
El juego está descubierto. La alternativa democrática se prepara para la batalla final en todos los terrenos. Conocidos los trucos y el juego perverso del régimen, Chávez cree contar incondicionalmente con dos factores que ha tratado de magnificar en los últimos días. Vale la pena resaltarlos. Uno es el Consejo Nacional Electoral, CNE, a su servicio, pero demasiado visto y bajo un control mayor del que las rectoras chavistas puedan imaginarse. Lo reflejan el anodino documento firmado la semana pasada y la firme posición de Capriles cuestionando la imparcialidad del organismo. Su equipo de campaña sabe todo lo que se prepara desde allí. Se prepara adecuadamente. Será dura la lucha y habrá momentos de gran tensión, pero la voluntad general de la nación terminará imponiéndose.
El otro factor es la fuerza armada nacional. En cualquier nación civilizada Chávez sería reo por varias violaciones constitucionales y legales. Entre las más importantes está el menosprecio a la FANB, a todos los legalmente uniformados, a sus componentes institucionales y a una oficialidad que se siente ofendida con esos calificativos de revolucionarios, socialistas y chavistas, vomitados sobre el texto de una Constitución que juraron sostener y defender. Lo harán en su momento. Será la hora del desconcierto y la locura para algunos altos mandos convertidos en vergüenza de la patria. Es la hora de luchar sin desmayo. “Vacilar es perdernos”.
oalvarezpaz@gmail.com Jueves 19 de julio de 2012

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Editorial

¿Qué clase de Estado es éste?

Pudiéramos enumerar muchas razones con las que se puede comprobar que ese Estado no es verdaderamente democrático sino un caso más de  un autoritarismo con fachada electoral

Que tiene un gobierno que no se inmuta por el asesinato de 58 miembros de sus policías  a manos el hampa común.

Que tiene a un  Presidente que viola sistemáticamente las disposiciones de su Constitución con la anuencia o indiferencia de los otros poderes

Que tiene un Consejo Nacional Electoral en el que 3 de sus 5 integrantes eran miembros activos del partido de gobierno

Un Estado en el que el gobierno controla la mayoría del espacio radioeléctrico y lo usa con fines electorales y de descalificación de los adversarios políticos.

Que permite que la corrupción administrativa permanezca impune y en el que no se cumple lo dispuesto en la Constitución para la designación del  nuevo Contralor de la República. En el que el Presidente se viste de militar en campaña electoral y afirma que las fuerzas armadas son suyas y no del país.

En el que el primer mandatario dice que quién no lo apoya no merece la nacionalidad  de su país y en el que los tribunales mantienen detenidos por largo tiempo a adversarios políticos sin que se  inicie el juicio.

En el que se expropia caprichosamente sin justificación alguna y no se indemniza al expropiado, en el que el máximo órgano electoral promueve un temor a que el voto pudiera dejar de ser secreto al instalar máquinas capta huellas en el acto mismo de votación. O en el que el mismo- y teóricamente imparcial- órgano electoral no permite que se haga una auditoría aleatoria a un registro electoral que ha crecido proporcionalmente en forma mayor al de la población en general.

Pudiéramos seguir enumerando ejemplos con los que se pueden comprobar que ese Estado no es verdaderamente democrático sino un caso más de  un autoritarismo con fachada electoral.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Miércoles, 25 de julio de 2012

 
Síguenos: 

Editorial

Los descendientes de Bolívar

Ya se conocía ampliamente la descendencia directa que tiene Leopoldo López de Simón Bolívar, árbol genealógico ampliamente difundido. Pero ahora un experto en genealogía, Antonio Herrera-Vaillant, que es un hombre muy serio, descubre, tras un detallado estudio de los orígenes de Henrique Capriles Radonski, que el ahora candidato presidencial de la oposición también tiene la sangre de los Bolívar

Ya se conocía ampliamente la descendencia directa que tiene Leopoldo López de Simón Bolívar, árbol genealógico ampliamente difundido. Pero ahora un experto en genealogía, Antonio Herrera-Vaillant, que es un hombre muy serio, descubre, tras un detallado estudio de los orígenes de Henrique Capriles Radonski, que el ahora candidato presidencial de la oposición también tiene la sangre de los Bolívar, y descendería de un hermano natural, plena y legalmente reconocido, del Libertador, hijo de su padre Don Juan Vicente de Bolívar y Ponte, y de nombre Juan Agustín Bolívar.

El descubrimiento surge de un detallado análisis de la línea genealógica venezolana de Henrique Capriles, que el especialista inició por cuenta y curiosidad propias. No tendría así Capriles sangre de Doña María Concepción Palacios, con quien casó el padre de Simón Bolívar muchos años después del nacimiento de Juan Agustín, sangre que sí tiene Leopoldo López, pero de que tiene la de Bolívar, parece que la tiene.

La información ya se venía difundiendo por correos vía Internet, y este domingo pasado el diario El Universal publicó una extensa y muy detallada entrevista con el mismo investigador- árboles genealógicos incluidos- que precisa paso a paso la investigación que dio lugar al descubrimiento.

Como no dudamos de la formalidad de Herrera-Vaillant, quien no ha sido nunca hombre de truquitos ni de inventos para redes sociales, se nos ocurre que tal vez sea cosa del destino eso de que dos de los más destacados dirigentes jóvenes de la oposición y de la nueva generación de políticos venezolanos, uno ya candidato presidencial y el otro con clarísimas oportunidades de serlo en los próximos años, resulten ser descendientes del Padre de la Patria a quien con tanto fervor, frecuencia y a veces impertinencia cita el presidente Chávez hasta el punto de  investigar los huesos bolivarianos para estar seguro de que los que estaban en el Panteón, ahora muda dos a un enorme mausoleo, eran realmente los de Bolívar.

Cosa del destino que no dejaría de tener su toque de ironía pero también de cábala, como si el Universo -no metamos a Dios en esto- quisiera marcarnos un camino.
Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado con WordPress para BlackBerry.

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

DESCONCIERTO Y LOCURA

Chávez perdió la mayoría. El país lo rechaza en términos crecientes. Hay fatiga. La gente está hastiada de tanta mediocridad, de mentiras insólitas, de disimulos a la vista y rechaza la posibilidad de tener seis años más de esto. Serían veinte. Suficiente con estos catorce, los peores que registrará la historia. Hay desconcierto en el oficialismo. Cuanto digo lo saben, lo entienden y hay hasta quienes lo comparten silenciosamente. No hay forma de que puedan hacerle ver al comandante-presidente-candidato, la magnitud del fracaso. Lamentablemente para él, este megalómano atribuye su incompetencia a los demás. Ya no sólo a la burguesía o al imperialismo, a la derecha o a la ignorancia. Ahora descarga su torta hasta en algunos de quienes han sido fieles y leales servidores como los gobernadores de Lara, Monagas y Anzoátegui para mencionar apenas algunos casos públicos. En privado la cosa es más seria.
Acaba de estar en Maracaibo. Se le fueron los tiempos con graves desvaríos mentales. Se suman a las limitaciones físicas. Atacó al gobernador Pablo Pérez con furia incontenible. Lo acusó de mafioso, jefe del contrabando de gasolina, de bandido a quien espera el mismo destino de Manuel Rosales. Odia al Zulia en general y a Maracaibo en particular. Pablo es querido y respetado. Un gran gobernador de un pueblo contrario al socialismo a la cubana que se pretende imponer. Condenó al matadero a su neo-compinche Arias Cárdenas, pidiendo que todo el que vaya a votar por él también tiene que hacerlo por el otro. Dios los separó en algún momento, pero el Diablo vuelve a juntarlos para que asuman una derrota cantada.
El deslizamiento del oficialismo hacia Capriles no se detiene. Crece. Nadie se devuelve. El pueblo encuentra el camino. Pero, cuidado. El tipo está desconcertado, enfermo y medio loco, pero no es un huérfano, tampoco un demócrata. Apelará a todo para retener el poder. Las maniobras del CNE están a la vista, son demasiado conocidas y la alternativa democrática está lista para desbaratarlas. El CNE es uno de los pocos recursos que le quedan.
Otro es la FAN. Esa, a la que califica de revolucionaria, socialista y chavista, le dará la gran sorpresa al actuar apegada a la Constitución que juró sostener y defender. Cumplir y hacer cumplir. Los mandos lo saben, pero no encuentran qué hacer.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 23 de julio de 2012

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Página siguiente »