abril 2012


DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

VENEZUELA AÚN TIENE TIEMPO

Este país aún puede salvarse del desenlace trágico que pareciera dibujarse en el horizonte. No recuerdo en toda la historia republicana, un proceso tan destructor, tan perverso y tan hipócrita como el actual. Nada funciona bien. Esta mezcla terrible de ineficacia y corrupción, de fascismo y comunismo, que utiliza como coartada lo de socialismo revolucionario, ha traspasado los límites de lo tolerable para cualquier sociedad que se respete a sí misma.

Las declaraciones del doctor y coronel Eladio Aponte Aponte, son más que suficientes para exigir la renuncia tanto del Presidente de la República como de todas las cabezas de los poderes públicos. Este planteamiento incluye al Alto Mando Militar y algunos oficiales sistemáticamente señalados como cómplices de hechos irregulares dentro y fuera del país. El peor daño que se ha hecho a la república es la muerte del Derecho como instrumento regulador de las relaciones entre las personas naturales o jurídicas y de todas ellas con el estado-gobierno. Sin Derecho no hay justicia posible. Los ciudadanos quedan en manos de los caprichos y desviaciones de los gobernantes, del tráfico de influencias y de la corrupción en cualquiera de sus modalidades antiguas y modernas. Sin Derecho y sin justicia autónoma e independiente, se abre paso la figura del sicariato que sólo puede existir cuando el estado garantiza total impunidad, como estamos viendo

Eladio Aponte Aponte y Walid Mackled son dos casos emblemáticos, relacionados entre sí. Proyectan ante el mundo la magnitud del poder de las estructuras del crimen organizado que sirven de instrumento operativo al narcotráfico, al terrorismo y al lavado de dinero sucio. A quienes no vieron la telenovela colombiana del mismo nombre, les recomiendo que lean el libro “El Cártel de los Sapos”. Ahora es cuando vamos a enterarnos de cosas horribles, deslealtades, traiciones y una especie de “sálvese quien pueda” entre los malandros de alto y bajo nivel. El espectáculo apenas comienza porque se percibe el final del régimen y los más responsables no saben que hacer ni cómo comportarse.

Ahora más que nunca, tenemos la obligación material y moral, de trabajar sin descanso para provocar el cambio que Venezuela necesita, como primer paso para la reconstrucción institucional y democrática de Venezuela. La lucha será dura y peligrosa, pero también hazañosa. Hay tiempo, pero se agota. Los días pasan aceleradamente y los tipos se preparan para todo, con Chávez y sin Chávez, vivo o muerto, curado o enfermo. No parecieran resignarse a lo inevitable. Creo que el proceso de transición está en marcha indetenible y hay muchos con demasiadas cuentas pendientes que tendrán que rendir ante una justicia seria, honrada e independiente. Lo que no podemos hacer es pensar que el trabajo está hecho. Cada quien puede ser agente del cambio sin necesidad de ser llamado por el candidato o por alguno de los partidos que lo apoyan. Todos somos activistas de la misma causa.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 23 de abril de 2012

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Anuncios

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

FRAUDE DE EJECUCIÓN PROGRESIVA

Se trata de un verdadero “golpe de estado” para terminar de liquidar el sistema democrático venezolano. La expresión la pongo entre comillas porque generalmente cuando se utiliza va referida a actuaciones estrictamente militares. No comparto plenamente esa convicción. Normalmente las armas dicen la última palabra, pero son los civiles quienes construyen los escenarios propicios al desenlace militar. Nuestro caso es confuso. El régimen castro-chavista sin ser militar, es militarista. No es una dictadura clásica, al tradicional estilo latinoamericano, pero cada día se asemeja más a la dictadura comunista cubana, cuyo peso e influencia se siente en los sectores que realmente importan. Como dato curioso, difícil de entender hasta para nosotros mismos, los civiles “revolucionarios”, son una mezcla de antiguos demócratas con guerrilleros y terroristas de los años sesenta, pero hoy bajo el control castro-chavista, envilecidos por la grosera concentración de poder político y económico permitida para garantizar compromisos de lealtad y sumisión.

Es notoria la destrucción de la República. Principios y valores fundamentales desdibujados dan paso a la mayor relativización ética de la historia. La libertad, la propiedad, la familia, el esquema federal establecido constitucionalmente, la integridad de la administración de justicia, la independencia y separación de las distintas ramas del poder público y, en fin, cualquier cantidad de elementos importantes desaparecen despejando el camino al personalismo totalitario y autocrático, la intervención extranjera y la imposibilidad de contar con medios libres e independientes para expresarnos sin temor a represalias. La inseguridad de las personas y de los bienes, la falta de empleo estable y bien remunerado, la escasez y la incertidumbre del día a día generan condiciones para que podamos afirmar que la legalidad de origen del régimen ha perdido toda legitimidad gracias a lo perverso de su inconstitucional ejercicio.

A todo esto se agrega la situación del soldado que nos gobierna. El golpista mayor ve conspiraciones por todos lados. Hasta nombra comandos especiales para debelar los protagonistas apela nuevamente a la retórica de guerra. Quizás sea su enfermedad terminal la razón de sus tormentos. También puede tratarse del desbordamiento de desviaciones mentales que lo afectan desde antes del diagnóstico fatal. La sobrevaloración de sí mismo, normalmente referida a Cristo, a Bolívar, a Fidel, es trágica para un país que quiere resolver sus problemas pacíficamente en las elecciones del próximo 7 de octubre. Vamos a ellas con la convicción de que no existe igualdad, equilibrio, imparcialidad ni disposición de ánimo en el alto gobierno, para aceptar la derrota y entregar por las buenas. Se preparan para que no sea necesario, creando condiciones previas que impidan el triunfo opositor. ¿Estamos todos los demócratas preparándonos para una lucha que podría resolverse en el camino?
oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 16 de abril de 2012

Publicado con WordPress para BlackBerry.

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

FRAUDE DE EJECUCIÓN PROGRESIVA

Se trata de un verdadero “golpe de estado” para terminar de liquidar el sistema democrático venezolano. La expresión la pongo entre comillas porque generalmente cuando se utiliza va referida a actuaciones estrictamente militares. No comparto plenamente esa convicción. Normalmente las armas dicen la última palabra, pero son los civiles quienes construyen los escenarios propicios al desenlace militar. Nuestro caso es confuso. El régimen castro-chavista sin ser militar, es militarista. No es una dictadura clásica, al tradicional estilo latinoamericano, pero cada día se asemeja más a la dictadura comunista cubana, cuyo peso e influencia se siente en los sectores que realmente importan. Como dato curioso, difícil de entender hasta para nosotros mismos, los civiles “revolucionarios”, son una mezcla de antiguos demócratas con guerrilleros y terroristas de los años sesenta, pero hoy bajo el control castro-chavista, envilecidos por la grosera concentración de poder político y económico permitida para garantizar compromisos de lealtad y sumisión.

Es notoria la destrucción de la República. Principios y valores fundamentales desdibujados dan paso a la mayor relativización ética de la historia. La libertad, la propiedad, la familia, el esquema federal establecido constitucionalmente, la integridad de la administración de justicia, la independencia y separación de las distintas ramas del poder público y, en fin, cualquier cantidad de elementos importantes desaparecen despejando el camino al personalismo totalitario y autocrático, la intervención extranjera y la imposibilidad de contar con medios libres e independientes para expresarnos sin temor a represalias. La inseguridad de las personas y de los bienes, la falta de empleo estable y bien remunerado, la escasez y la incertidumbre del día a día generan condiciones para que podamos afirmar que la legalidad de origen del régimen ha perdido toda legitimidad gracias a lo perverso de su inconstitucional ejercicio.

A todo esto se agrega la situación del soldado que nos gobierna. El golpista mayor ve conspiraciones por todos lados. Hasta nombra comandos especiales para debelar los protagonistas apela nuevamente a la retórica de guerra. Quizás sea su enfermedad terminal la razón de sus tormentos. También puede tratarse del desbordamiento de desviaciones mentales que lo afectan desde antes del diagnóstico fatal. La sobrevaloración de sí mismo, normalmente referida a Cristo, a Bolívar, a Fidel, es trágica para un país que quiere resolver sus problemas pacíficamente en las elecciones del próximo 7 de octubre. Vamos a ellas con la convicción de que no existe igualdad, equilibrio, imparcialidad ni disposición de ánimo en el alto gobierno, para aceptar la derrota y entregar por las buenas. Se preparan para que no sea necesario, creando condiciones previas que impidan el triunfo opositor. ¿Estamos todos los demócratas preparándonos para una lucha que podría resolverse en el camino?
oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 16 de abril de 2012

Publicado con WordPress para BlackBerry.

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

ESPANTOSO RETROCESO MATERIAL Y MORAL

Me cuesta escribir estas notas en Domingo de Resurrección. Regreso del Guárico occidental ratificando la convicción de que vivimos en un país en ruina material, convertida en un pobre país pobre desde todo punto de vista. Para escribir esta semana me debato entre las inaceptables payasadas, más propias de un burlesco baratero que de la Santa Misa en una instalación militar, protagonizadas por quien en mala hora continúa como Presidente de la República y la conmemoración de los hechos acontecidos entre el 11 y el 14 de abril de 2002, hace diez años. Una década en la que el país ha retrocedido espantosamente. Lástima que la improvisación, por una parte, y por la otra la ambición desmedida y oportunista de unos cuantos civiles y otros tantos militares, echaran por tierra la heroica jornada de aquel jueves abrileño. Centenares de miles, hay quienes dicen que se superó el millón de personas, marchando en respaldo a los petroleros injustamente despedidos de PDVSA, rumbo a Miraflores con la consigna de “Chávez vete ya”.

No se ha escrito todavía la verdadera historia. Cada protagonista o analista, tiene su verdad. Pero, aún no existe la verdad verdadera que quede para la historia aceptada mayoritariamente por la nación. Tendrá su hora y se hará justicia con relación a los responsables de la masacre que culminó con veinte muertos y más de un centenar de heridos. La prisión de unos cuantos policías metropolitanos y de mis amigos, los comisarios Simonovic, Vivas y Forero, con quienes tuve el honor de compartir una ínfima parte de lo que ellos han sufrido. La traición al pueblo de convertir a los asesinos confesos en “héroes” y, en fin, de pretender cambiar la historia sobre la base de la mentira y del disimulo. El poder da para eso. Ha sido dicho que el poder corrompe y que el poder absoluto corrompe absolutamente. Desde antes de aquellos sucesos hasta la reciente misa en la que el farsante se las echaba del Cristo de este tiempo pidiéndole al Padre que lo libere del supremo sacrificio, Venezuela sufre la más penosa descomposición moral que pueda recordarse a lo largo de su existencia.

En estos días de reflexiones llaneras, entre Calabozo y Camaguán, tierra de mi padre, a orillas del río Tiznados, contemplando la belleza del amanecer, de los verdes pastos que alimentan el ganado que se resiste a ser sustituido por la traición importadora, hasta la tarde con el sol de los venados, hemos ratificado el compromiso por la liberación definitiva de Venezuela. El próximo 7 de octubre será el Día de la Liberación. Se trata de algo mucho más trascendente que lo estrictamente electoral. Tenemos suficiente experiencia en el combate político, pero como muy bien recogió alguien unas palabras de David Ben Gurión, “Todos los expertos lo son en lo que fue, pero no hay expertos en lo que será”, “Para convertirse en un experto del futuro se necesita más visión que experiencia”. Ojala lo que tiene que suceder sea pronto, con el menor trauma posible.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 9 de abril de 2012

Publicado con WordPress para BlackBerry.

PDVSA Y HONG KONG
Posted: 05 Apr 2012 10:01 AM PDT

JOSÉ TORO HARDY
pepetoroh@gmail.com 

En la “nueva” Pdvsa los chinos son propietarios de reservas que pueden ser colocadas como “activos”…
Qué diferencia! Cuando a principios de la década de los 90 se hacía evidente que sería necesario inyectar capitales a la industria petrolera para estimular la producción de los hidrocarburos, Pdvsa -a través de su filial Lagoven- comenzó por dirigirse a la Corte Suprema de Justicia para consultar los mecanismos capaces de lograr tal objetivo, sin violar la Constitución ni las leyes. En Ponencia del Magistrado Román Duque Corredor, la Corte responde la consulta el 23 de abril de 1991, estableciendo los requisitos indispensables exigidos por la Constitución.
A partir de ese punto comienza a diseñarse lo que más tarde se conoció como la Apertura Petrolera.
A través de la Apertura, y mediante licitaciones públicas, se firmaron contratos con empresas privadas para desarrollar contratos específicos, bajo cada una de las modalidades previstas. En todos los casos, la Nación conservaba tanto el control de todos y cada uno de los negocios como la propiedad de los hidrocarburos en el subsuelo.
Por cierto, un grupo de venezolanos encabezados por Luis Vallenilla, pidió la nulidad de los contratos suscritos en la Apertura. Algunos años después, ya durante el gobierno del presidente Chávez, la Corte Suprema de Justicia -en ponencia de la Dra. Cecilia Sosa- ratificó la legalidad de los mismos.
Conjuntamente con la Apertura Petrolera se creó Sofip (Sociedad de Fomento de Inversiones Petroleras), que fue un hito sin precedentes, para promover la democratización del capital en el sector de los hidrocarburos. El objetivo era abrir a los venezolanos la oportunidad de participar directamente en los proyectos de su principal industria. Se quería que en los contratos que se estaban suscribiendo, los venezolanos pudiesen participar a través de Sofip.
Para 1997, se completó la colocación exitosa en el mercados financieros venezolano de bonos petroleros en los cuales más de 35 mil venezolanos pudieron adquirir estos instrumentos de renta fija emitidos por Sofip. Con ello se completó el capital inicial para proceder a otra emisión de títulos de renta variable para evaluar y negociar opciones de inversión en el área de exploración y producción de hidrocarburos, a cuyos efectos se creó también otra sociedad llamada Exploración y Producción Inversiones Colectivas (EPIC, S.A.C.A.) siempre con el objetivo de privilegiar a los venezolanos y a los Fondos de Pensiones y Jubilaciones.
Como vemos, no es distinto a lo que la “nueva” Pdvsa intenta hacer. La diferencia es que ahora esta Pdvsa está entregando “a dedo” contratos en la Faja, como es el caso de la empresa China International Trust Investments (Citic).
Incapaz de aportar Pdvsa el porcentaje que le correspondía en ese proyecto, le cede a Citic un 10% adicional del negocio, a fin de que esta última levante el capital en la Bolsa de Hong Kong.
Dado el alto nivel de endeudamiento de Pdvsa, ella misma no podría colocar esos bonos en la Bolsa sin tener que pagar un rendimiento altísimo. Además, Pdvsa también quedó incapacitada para colocar valores en el mercado de EEUU, ya que hace años tomó la decisión irracional de retirarse del Seccurities and Exchange Commission (SEC). Al hacerlo, evadió las exigentes auditorías y controles que se requieren en ese mercado, con lo cual, desde ese momento, se perdió buena parte de la transparencia que antes caracterizaba a Pdvsa. Hoy en día, ni siquiera está claro cuál es nuestro nivel de producción, ya que según el gobierno es de 3 millones de barriles diarios, en tanto que según la OPEP es de apenas 2,3 millones.
Lo primero que salta a la vista es que a través de Citic, serán los inversionistas de la Bolsa de Hong Kong quienes tendrán el privilegio de participar junto con las empresas chinas, en las actividades de nuestra industria petrolera.
En la Pdvsa de antes, a través de Sofip, se le quería dar ese mismo privilegio a los venezolanos. Me saltan a la mente estas pregunta: ¿Por qué los chinos en lugar de los venezolanos? ¿Por qué la actual administración ve con tanto desprecio a nuestros compatriotas?
Y aunque es distinto, en la llamada Apertura Petrolera, las riquezas petrolíferas del subsuelo siempre pertenecían a la nación. En la “nueva” Pdvsa los chinos y demás socios, son propietarios de esas reservas las cuales pueden ser colocadas como “activos” en sus respectivas contabilidades en la misma proporción que corresponde a sus participaciones.
A mí, que no me vengan a hablar de “soberanía”. Nadie la ha irrespetado tanto como esta gente.

ETERNA FUGACIDAD
Posted: 05 Apr 2012 04:27 AM PDT

Rafael Gallegos

Era como si alguna hada madrina hubiera agitado su varita mágica haciéndole cumplir su sueño de vivir eternamente. Sí, eternamente; pero no su espíritu, esas especulaciones de alma, cielo, purgatorio e infierno no lograban sacarlo de su propio limbo. Él quería vida eterna; pero aquí. Vida eterna para continuar arrastrando por siempre su saco de huesos por el mundo.

Hibernación fue la palabra mágica. Podía congelarse hasta la consumación de los siglos, o mejor, hasta un poco antes, cuando la civilización descubriera el procedimiento para no morir. Estaba absolutamente convencido de que en algún futuro no  tan lejano el avance científico rompería el ciclo de nacer, vivir y morir, mutando el flagelo de la muerte y el individuo sería inmortal en su propio medio sin necesidad de recurrir a las especulaciones religiosas y filosóficas de la vida eterna en otra dimensión. Sólo le atormentaba la certeza de que el destino le había pasado una mala jugada, pues su ciclo vital no alcanzaría a disfrutar de ese milagro de la ciencia.

Pero la hibernación. Le alumbró toda su esperanza. No lo dudó un instante.

-Me despiertan dentro de quinientos años – comunicó con toda tranquilidad a los hibernadores como enrumbándose a una simple siesta.

Transcurrieron los evidentemente, para él, helados siglos. Para ese momento, era rutina descongelar a los seres del pasado o “momias frías”, como los llamaban los jóvenes de entonces.
A la fecha y hora en punto retomó su conciencia de vida. Atontado y con la memoria lavada comenzó a reincorporarse.  Recordó todo. Irradió alegría. ¡Lo había logrado!

-¿Cuántos años han pasado? – fueron sus primeras palabras.

– Exactamente quinientos- le respondieron.

  Inmediatamente pensó en sus seres queridos… y en los que no quería. “Todos muertos”, se dijo al par que le invadió una inmensa tristeza que en minutos fue suplantada paulatinamente por la sensación de saberse la punta de lanza de su era hacia la posteridad.

Los carros se desplazaban por los aires y un sistema que él creyó magnético hacía imposible los choques entre ellos. La educación era sin maestros y enfocada directamente al subconsciente, se aprendía dormido y en poco tiempo todo lo que había que saber del mundo. Los robots, le costó trabajo diferenciarlos de los humanos, hacían todas las labores. Aparentemente habían superado el infierno  de las necesidades materiales. Sus mentes prodigiosas se enfocaban a la creación científica, al arte. Aunque algunas no tan prodigiosas a la vagancia, madre de todos los vicios. Las matrices femeninas habían sido sustituidas por fábricas y del placer sexual poco pudo investigar. Le pasó igual que cuando preguntó por las masas hambrientas. Nadie supo de qué se trataba.
 – ¿Y cuál es la expectativa de vida?- inquirió a sus neo contemporáneos.

 – Ochocientos o novecientos años – le respondieron.

  “No ha llegado mi hora”, se dijo e inmediatamente se trasladó al centro de hibernación. “Cementerio frío “según los jóvenes.

-Me despiertan dentro de quinientos años- ordenó.

Nuevamente a la fecha y hora exacta le interrumpieron la siesta.

Observó nuevos avances. Desmaterialización, conquista y adaptación de otros planetas y galaxias.

–  ¿Cuál es  la expectativa de vida? 

– Dos mil años.

– Me despiertan dentro de cuatro mil años – ordenó.

Fue despertado a la fecha y hora exactas. Obstinado, no quiso observar los avances, solo hizo la misma pregunta de siempre.

– Tres mil años –  fue la respuesta.

Fue despertado cinco veces más a lo largo de dieciocho mil años. Preguntaba siempre lo mismo y obsesionado con la vida eterna volvía a sumirse en su helado sueño.

Finalmente despertó. Creyó que estaba soñando. Esta vez ni siquiera trató de preguntar. Su obsesión, realmente eterna, cedió ante el terror que le transmitía su entorno. Un campo, que creyó magnético, lo separaba de unos seres extraños, muy altos, de color metálico. Nadie le explicó nada. Exigió sus derechos de hibernado. Recitó de memoria partes del contrato. Ni le entendían ni se esforzaban para ello. Era como un mono en las rejas de un zoológico.

Pasaron los días y se acostumbró a su nuevo estado. Triste, solo y desdichado; pero… la costumbre. Sin embargo, no dejaba de preguntarse, ¿cuánto tiempo vivirán ahora?

Adán, así le decían, jamás imaginó que ahora si vivían eternamente. Eran hombres de metales y aleaciones extrañas. Duraban lo que sus piezas. Al dañarse cualquiera de ellas, incluyendo el corazón,  el cerebro o los pulmones, era reemplazada inmediatamente por otra y así  por los siglos de los siglos.
Adán era un espécimen único y sometido a constantes experimentos. Un buen día lo trasladaron a una nave espacial diseñada para rotar alrededor de una estrella y con todas las características ambientales para que él pudiera sobrevivir.

Se sintió en su medio. Árboles, frutos, agua, buen clima. Al poco tiempo lo invadió la soledad y la tristeza. Dormía mucho. A veces soñaba. Un día tuvo un sueño muy raro. Como si lo hubieran operado y le sacaran algo. Se despertó aturdido y se sorprendió al voltear y mirar a su lado a un ser que a pesar de tener más de veinte mil años sin ver reconoció inmediatamente, aparte de parecerle una mujer bellísima.

Era Eva.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

LA PLUMA CANDENTE

Mi indignación: nacional e histórica.
Posted: 04 Apr 2012 02:17 AM PDT

Humberto Maio Negrete

La Semana Santa que estamos comenzando es propicia para reflexionar y escribir, en especial sobre temas trascendentes, y particularmente, sobre aquellos que más afectan nuestra existencia y espiritualidad aún cuando no sean estrictamente de carácter religioso.

Hace apenas cuatro días fui invitado a escuchar una brillante conferencia sobre la dramática situación de PDVSA, así como su influencia determinante en la economía nacional. El panorama presentado fue aterrador y preocupante por las nefastas consecuencias actuales y por la influencia devastadora en el futuro de las presentes y próximas generaciones. Al finalizar, pregunté al excelente expositor, cuyo nombre no estoy autorizado a divulgar, sobre dos aspectos: En primer lugar si su acertada y lúcida exposición se la ha presentado al comando de campaña de Henrique Capriles Radonsky, o al menos a los responsables del área económica de su futuro programa de gobierno, a lo que me contestó afirmativamente. En segundo lugar, si era posible que me especificara el monto de la totalidad de ingresos globales percibidos durante los once años de este régimen, cifra que ubicó en los ochocientos millardos de dólares aproximadamente. Cifra astronómica, inimaginable, difícil de captar y entender para muchos en su exacta magnitud y dimensión. Esta cifra  me ha sacudido y golpeado con tal fuerza, que me mantiene en un estado permanente de reflexión e indignación.

El porqué, trataré de explicarlo mediante una sencilla y clara comparación, ya que lo que se ha hecho durante estos once años no solo es poco sino risible y deleznable, comparado con lo que se hubiese podido hacer y no se hizo, y con lo que nuestro amado país debería tener hoy y no tiene.

Reflexionemos sobre lo siguiente:
La reconstrucción de toda Europa luego de la segunda guerra mundial, costó veinte mil millones de dólares.

Los cuatro megaproyectos de ingeniería del siglo XX y lo que ha trascurrido del XXI, a saber: el eurotúnel Francia Reino Unido por debajo del Canal de La Mancha; el nuevo aeropuerto de Hong Kong que implicó la construcción de una isla en pleno mar de doce kilómetros cuadrados; la represa de las tres gargantas en China en el río Yan Tzé y el gran río artificial subterráneo de doce mil kilómetros de largo por debajo del desierto  en Libia; esos  cuatro megaproyectos juntos no llegaron a ochenta y cuatro mil millones de dólares. Me pregunto ¿Qué diablos se ha hecho en Venezuela con diez veces esa cantidad, o sea con ochocientos millardos?
 
Veamos las grandes obras hechas ¡En once años de socialismo!:
1. Hospital cardiológico infantil: costo 80 millones de dólares
2. Ramal ferroviario Cúa- Caracas: costo 600 millones de dólares
3. Puente sobre el río Orinoco: costo 360 millones de dólares
4. Línea cuatro del metro de Caracas: costo 340 millones de dólares
5. Metro de Valencia: costo 320 millones de dólares
6. Ampliación aeropuerto Maiquetía: costo 40 millones de dólares
7. Nuevo viaducto Caracas-La Guaira: costo 60 millones de dólares.
8. Centros de Diagnóstico Integrales y barrio adentro (actualmente paralizados): costo 40 millones de dólares.
9. Cable-metro de San Agustín: costo 60 millones de dólares.
10. Sistemas de armamentos innecesarios y obsoletos. Costo: indefinible.

El total de lo invertido en los emblemáticos y “megaproyectos” socialistas suma unos dos mil quinientos millones de dólares, con la aclaratoria que la casi totalidad de esos proyectos, los marcados con el signo menos (-) fueron diseñados, planificados, comenzados y parcialmente pagados por gobiernos anteriores ¿Entonces? Las cuentas no cuadran  ¿Donde están los reales?

Lo que se hubiese podido hacer. Algunas sugerencias prioritarias:
•Programa y esfuerzo masivo de educación en todos los niveles: construcción de universidades, liceos y tecnológicos (3.000 a nivel nacional), maternales; en cada capital de estado. Programas de becas en el exterior para pre y post grado.
•Homologar sueldos y salarios con los del primer mundo, especialmente para maestros y profesores, médicos, policías y jueces, que son los responsables de los pilares fundamentales sobre los que se desarrolla y descansa una sociedad: salud, educación, seguridad, justicia. Igualmente para las profesiones tecnológicas prioritarias.
•Construcción de cuatro millones de viviendas en todo el país, creando ciudades de ser necesario según el caso.
•Autopista oriente-occidente sin que el tránsito circule por Caracas.
•Nueva autopista Caracas – La Guaira.
•Grandes hospitales centrales para 500 camas en cada capital de estado.
•Construcción de hospitales menores en cada capital de distrito y municipio.
•Construcción de al menos una prisión moderna y con capacidad para dos mil presos en cada capital de estado.
•Construcción de un gran y moderno aeropuerto en cada capital de estado.
•Tren magnético para la comunicación de las capitales de estado principales, especialmente en el eje norte de oriente a occidente (velocidad 420 km-hora), similar al AVE construido en España y al de Shanghái (China).
•Ampliar y modernizar la red eléctrica nacional. Embalses y represas.
•Construcción de modernos puertos, especialmente para grandes contenedores.
•Recuperar y ampliar las grandes industrias básicas.
•Proyectos para el desarrollo agrícola y ganadero. Turismo. Zonas industriales.
•Recuperar vialidad y nuevos sistemas de transporte masivos para la gran Caracas y principales ciudades del país.
•Concluir autopistas y carreteras existentes.
Todo lo detallado anteriormente, exageradamente podría costar alrededor de los seiscientos millardos de dólares ¡Todavía sobra dinero!

Por eso nos damos cuenta con sobrada indignación, del tamaño de la megaestafa que este régimen ha hecho. Nos debemos dar cuenta, obviamente con rabia y furia incontenibles, de la inmensa oportunidad que está perdiendo nuestro país para convertirse, sin duda, en un gigante económico y social latinoamericano. Se hubiera podido generar tal grado de ocupación y necesidad de mano de obra en todos los niveles y especialidades, que seguramente no existiría subempleados ni la mal llamada economía informal, al extremo de tener que importar mano de obra.

 Se ha perdido una oportunidad histórica única y probablemente irrepetible que debería provocar obligadamente repito, un rechazo e indignación semejantes o equiparables a la oportunidad perdida, de lo contrario pasaríamos a constituir una sociedad sumisa, adormecida y entregada como consecuencia de la molicie, incuria, irresponsabilidad y hasta complicidad con lo ocurrido hasta ahora. Todo ello en las narices de las Fuerzas Armadas, con  su  participación  e innegable connivencia, cooperación, provecho y responsabilidad.

Estamos frente a nuestro país, al igual que frente a un  paciente gravemente enfermo, moribundo de cáncer metastásico y en fase terminal.

¿Debemos esperar que ese paciente, que no es un hombre, sino toda una nación llamada  VENEZUELA  muera o llegue a su irrecuperabilidad en muchos años y resignarnos a ser por tiempo indefinido del tercer o cuarto mundo?

¿Qué hacer? Sencillamente ir por el principal responsable de esta tragedia, hugo chávez frías, y por sus colaboradores en esta gran estafa y realidad que nos agobia. Por todas las vías posibles, así como se atacan y enfrentan las graves dolencias y padecimientos, con decisiones, metodologías,  y técnicas globales e invasivas.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

La mano robótica con tendones nos acerca un poco más a Terminator – Gizmodo ES – The gadgets weblog.

 

La mano robótica con tendones nos acerca un poco más a Terminator

Esta mano que estáis viendo aquí tiene un diseño muy parecido al de una mano humana real, ya no sólo por sus 4 dedos y pulgar oponible, ni siquiera porque sus dedos tengan tres falanges. Su característica más peculiar es el uso de tendones artificiales dispuestos de tal manera que permiten que la mano funcione prácticamente igual que una humana ocupando casi el mismo espacio y ofreciendo un control y fuerzas impresionantes comparado con otras.

No es la primera vez que se usan tendones artificiales, pero si es la primera vez que se consigue con un grado de similitud tal y con estas capacidades: levantar 5 kg 3 cm en menos de un segundo.

Lo consiguen usando cables de 20 cm de largo fabricados en un polímero plástico acoplados a las diferentes partes de los dedos, y que utilizan pequeños motores eléctricos de alta velocidad para su tensión. Esto permite un control total, permitiendo levantar y manipular objetos de todo tipo con precisión.

La mano ha sido desarrollada por científicos del Laboratorio de Tecnología de Actuación de la Universidad de Saarland en Alemania, en colaboración con otros equipos Bolonia y Nápoles como parte del proyecto DEXMART para el desarrollo de manos y brazos robóticas avanzadas.

Así que si os estabais preguntando como será la mano encargada de esclavizarnos y ejecutarnos cuando se le acaben las balas a nuestros futuros amos artificiales, aquí la tenéis. [gizmag]

Página siguiente »