Por Oswaldo Álvarez Paz

Venezuela reclama la unidad de los dispuestos a darlo todo en defensa de los principios del estado democrático. Esto significa entregar cuerpo y alma para derrotar a quienes avanzan en el empeño de liquidarlos. La libertad está erosionada, se desdibuja aceleradamente y el tiempo se agota. EL peligro hay que despejarlo definitivamente. Este tiene que ser el objetivo central de la unidad.

La unidad no puede ni debe ser mitificada. Mucho menos tratar de alcanzarla excluyendo a quienes disienten de aquellos que, haciendo lo mismo desde hace bastantes años, de buena fe o de manera cómplice, han sido factores indiscutibles para que un tipo elegido en 1998 por cinco años, sin reelección inmediata, esté consolidando su proyecto comunista en el año once de gobierno. La unidad puede ser dinámica y diferenciada. Se trata de alcanzar la mayor suma de voluntades posible, el mayor grado de consenso para alcanzar el objetivo común (¿?), es decir, que el régimen dure lo menos posible, aunque existan diferencias tácticas y cada grupo o individualidad adecue la estrategia a su naturaleza. Lo que no puede aceptarse es que ciertos anuncios unitarios, ojala sean algo más que ruedas de prensa ocasionales, terminen confundiéndose con complicidades inaceptables o juegos políticos y económicos que terminan favoreciendo los intereses oficialistas.

Si aceptamos como válidas las observaciones hechas a los procesos electorales de esta década, especialmente de 2004 a esta parte, y si los señalamientos de Súmate, Esdata y de los especialistas partidistas y técnicos con relación a la nueva ley electoral que Chávez ordenó a la Asamblea Nacional son correctos, la nación está obligada a alejarse radicalmente de toda desviación electoralista. No hubo, ni habrá, instrumentos limpios para que la voluntad popular pueda expresarse libremente, ni de respeto por parte de las autoridades. El sistema electoral está secuestrado, envenenado y al servicio de la voluntad presidencial. Si las elecciones fueran transparentes ni Chávez fuera presidente, ni el estado de derecho hubiera desparecido, ni las aberrantes agresiones contra la propiedad y la libertad de expresión se estuvieran produciendo impunemente. Creer en estas cosas obvias y seguir con la cantaleta de “construir una nueva mayoría”, de prepararnos para las parlamentarias del año que viene, aceptando de manera cómoda y cómplice el aplazamiento de las municipales de este año, para ver si en el 2012 ganamos las presidenciales y el tipo entrega, olvidando los instrumentos de lucha contra la tiranía que tanto la Constitución como el Derecho Natural ofrecen, no es otra cosa que hipocresía cobardona alrededor de la cual la unidad sería un juego de supervivencia calculada para el que hasta la complicidad serviría. Esa no es ni será nuestra lucha en defensa de valores y principios que no son negociables. Trascienden lo electoral. No están en el mercado de mayorías y minorías.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 15 de junio de 2008

Anuncios

EL ZULIA SIGUE GANADOR

En un país convulsionado por la cada vez más onerosa expresión de la tiranía sultánica que desde caracas irradia hacia el resto del país, coartando nuestras libertades algunas veces de una manera tan radical y otra de una manera tan sutil que ha sobrepasado los límites aceptables dentro del marco democrático, eso nos ha llevado a mejorar la forma tradicional de hacer política, ya son 5-1/2 años que inventamos el concepto de la unidad en Cabimas, apenas este año Venezuela aplicó el concepto, claro está de manos de la Democracia Cristiana.

Es muy obvio que del resto de la nación nos separan raíces étnicas, culturales e históricas, por ejemplo entre 1670 a 1770 administrativamente éramos administrados por la Nueva Granada y entre 1811 a 1821, éramos aún una provincial española, de allí no constituimos “libres e independientes del gobierno español, constituyéndonos en República Democrática”, la República del Zulia, la cual para muchos duro hasta 1868 e incluso 1891 y hasta 1916seguna algunas versiones, sin embargo ese sentimiento no ha muerto, eso es lo que recodamos cada 28 de enero, la época cuando nos alzamos en armas para asegurar nuestras fronteras y erigirnos como un estado autónomo, soberano e independiente, el cual Guzmán juro doblegar y empobrecer hasta reducir a una solitaria playa de pescadores, cosa que no pudo hacer, aún cuando los últimos 100 años hemos vivido casi como un país doblegado y expoliado por su conquistador.

Al menos así fue hasta hace casi veinte años cuando a través de la subsidiaridad pudimos seleccionar nuestras autoridades, apenas alcanzamos descentralización política, la administrativa fue reducida a una simple desconcentración, errores tras los cuales hoy un nuevo dictador quien con un renovado odio al Zulia y a lo que representa al más puro estilo guzmancista trata de nuevo de golpear nuestro soberano estado, recentralizando y reconcentrando todo aquello que por justo derecho es nuestro de todos los Zulianos, en nombre de una estéril y ya decadente revolución.

El último centenar de años no han sido suficientes para acallar el espíritu altivo y soberano de un Zulia que reclama su lugar como nación y estado soberano, tiempo que no ha sido suficiente para acallar el ansia de poder de Caracas y apenas tenemos medio siglo de haber descubierto que el ansia de poder de Maracaibo es quizás más grande que la de la capital, sin embargo, eso es producto de aun estar aprendiendo que se supone es la democracia.

Los resultados que hemos obtenido a lo largo y ancho de la nación, no son sino una muestra de ello, democracia no es la voluntad de la mayoría como mal interpretan los socialdemócratas, tampoco es la voluntad de un estado todopoderoso que se abroga para sí la representación del pueblo, como pretenden los revolucionarios de la izquierda comunista, ella es más bien el punto de equilibrio donde las mayorías y minorías esta representadas y coexistan pacifica y productivamente.

Lo vimos a lo largo y ancho de la nación, minorías se atrincheraron y pudieron resistir tanto que cambiaron el equilibrio de poder entre las mayorías, en otros casos mayorías incapaces de dialogar entre sí debieron ceder su paso a minorías, lo mismo aplica a las expresiones de liderazgo, lo único que tenemos claro es que acá no existe espacio para las minorías, el oneroso uso de las morochas no hace sino castrar la voluntad democrática de la nación.

Todo el concepto de hacer política esta trastocado, no es la función de servicio que esperamos debería ser, el enfoque del poder esta volteado de cabeza, se le concede mayor importancia en el poder central al presidente que en el poder local al alcalde, cuando debería ser al contrario, la federación no fue sino un sueño que apenas hoy luchamos por hacer realidad.

En nuestro estado ese enfoque es diferente al usado en el resto del país, el gobierno zuliano bajo una perspectiva socialdemócrata, de momento ha tomado buena parte de las banderas de la Democracia Cristiana, luchado por ser un ejemplo de amplitud, inclusión y hasta cierto punto efectividad, aún cuando en los municipios aún se producen pugnas por el poder local, que deberán ser subsanados como parte del proceso natural de evolución de la sociedad política.

Así el Zulia seguirá marcando la pauta de la evolución de la sociedad política venezolana y subsecuentemente alcanzara el grado de madurez necesario que aquellas proclamaciones que desde hace 187 años han enunciado:

“¡Viva la independencia de Maracaibo!…. ¿Qué puede unirnos ya a esa República (Venezuela) contradictoria que soporta humillada con la resignación del esclavo vil, una dictadura que se organiza como para ser interminable, sin vergüenza ni temor de la historia? (sigue): Rompamos los lazos: ¡Proclamemos la Independencia de Maracaibo! ¡tenemos elementos para subsistir por nosotros mismos!”

“No más consideraciones, maracaiberos; la lealtad no nos ordena el suicidio. Rompamos los lazos, proclamemos la independencia”

“El estado reasume la soberanía delegada en los poderes nacionales, mientras que los pueblos de la unión establecen un gobierno general de conformidad con los estatutos de los Estados Unidos de Venezuela”

Sean una realidad, tiempo para que las voces de los cobardes que aún hoy le temen a la idea sean acalladas, para que nuestro estado alcance su lugar en el seno de las naciones libres del mundo, mientras tanto saludos con júbilo a Pablo Pérez Nuevo Gobernador del Zulia, quien en nuestro municipio y en todo el estado se consagro ganador con nuestro humilde aporte, aún a pesar de malas jugadas de gente de sus propias filas y nos comprometemos a ayudar esa gestión que es de todos nosotros los Zulianos.

 

Ing. Francisco J González R Msc

Presidente (E)

COPEI Partido Popular Cabimas.

En libre ejercicio de mi derecho a réplica como autoridad de COPEI Cabimas, destacó que el programa que está siendo emitido en TV local en Cabimas, no es sino una maniobra ejecutada por la organización Político-partidista Un Nuevo Tiempo, aclaró:

 

Si la gobernación del Zulia y las alcaldías se pierden el único responsable no es sino la organización UNT:

 

          Caso la Cañada, imposición del esposo de la Alcaldesa Atencio, es acaso un derecho dinástico la postulación de la alcaldía, al parecer no les importa en el bienestar común de la comunidad de la cañada sino el manejo de la cosa pública para inyectar recursos al partido.

          Caso Mara, es típico que UNT le dé la espalda a quienes no militan en su organización y prefieren dejarlos en manos de los oficialistas antes que compartir el poder, o es que olvidamos que ya una vez le cortaron todo apoyo al alcalde de Mara y lo dejaron al acecho del chavismo y luego se dan golpes de pecho como víctimas.

          Caso Cabimas, la retaliación adeca, el ciudadano alcalde prefiere negociar con el chavismo la entrega de la ciudad antes que concebir que un demócrata cristiano esta mejor posicionado que su candidato impuesto, si tienen dudas ya la esposa del alcalde se fue para los Estados Unidos y este señor negocio la ciudad con tal no lo pongan preso por corrupción y UNT se hace de la vista gorda ante tan monstruoso hecho, al parecer le importa más a UNT que  el peor y más corrupto alcalde de Venezuela este a salvo que las necesidades de Cabimas.

          Caso Saady Bijani, es harto conocido la existencia de un acuerdo de respaldo entre Rosales y Bijani, porque teníamos 4 años discutiendo si realmente cumplirían o no con su palabra, y quiero dejar claro que miembro del Comité ampliado de COPEI le indique a Saady no confiar en ese acuerdo pues esa palabra empeñada “no valía medio” y el tiempo me dio la razón.

          Caso Alenis Guerrero, hasta cuándo vamos a seguir con la mentira, en enero AD-UNT y COPEI nos sentamos a evaluar los potenciales candidatos y nosotros pusimos en la palestra a Mervin Méndez y Uds Alenis Guerrero y conste que con el informe de la procuraduría del estado Zulia y el del equipo jurídico de COPEI se descartaron ambas candidaturas y fueron uds quienes propusieron usar la imagen de Alenis para levantar un buen segundo lugar y nos declaramos en competencia por ese segundo lugar, lo que pasa es que les ganamos en sus narices ya nunca han querido reconocer ese hecho.

 

El caso Cabimas tiene muchas más implicaciones porque se nos ataca, amenaza y amedrenta, existen personas claramente identificadas y en puestos claves en la alcaldía y la alcaldía paralela perdón quise decir la secretaria de estado, que no hacen sino hostigar a las personas, mejor dicho se dedican a perseguir, hostigar, amenazar y hasta atacar con violencia a mujeres y familiares, por no citar a todos quienes han sido incluidos en la larga lista de encargos para sicariato, al punto que todo mundo sabe que lo que pase a cualquiera de nosotros uds son culpables.

 

Es público y notorio que la alcaldía paralela ha llegado a los niveles de quitar becas, sillas de rueda, ayudas para mejorar vivienda, bolsas alimenticias y se han atrevido incluso a publicar lista de personas susceptibles a ser despedidas y se ha desatado contra ellos hordas de las bandas armadas de AD.

 

En este momento violando toda norma y todo acuerdo mínimo establecido, estamos siendo atacados y vilipendiados a través de un medio de comunicación social en un momento donde no tenemos derecho a réplica, sobre esa base suelto todo lo que se y reto a que demuestren estoy mintiendo.

 

 F Gonzalez

1er vicepresidente COPEI Cabimas

Pense siempre alcanzar al dirección de la organización Democrata Cristiana de Cabimas seria un evento de gran importancia y algo que alcanzaría tras un titánico esfuerzo, sin embargo, llegó a la dirección de la organización, tras la renuncia de algunos compañeros y amigos, por razones que el comunicado adjunto refiere.

Tal como juramos a principios de este año, la meta de esta dirección es devolver la organización a su legitimo dueño, nuestra base y hacerla de nuevo útil a la sociedad, hemos soportado presiones increibles, se nos ha tildado de ser traidores a la unidad y sin embargo fuimos parte de quienes innovaron con ese concepto en el mundo político, nuestro compromiso es hoy con mayor enfasis con Cabimas.

Hasta último mínuto esperamos que la senstez gobernara en el zulia, pero no fue así hasta el último mínuto nos lanzaron amennazas e insultos, logramos desarticular la mas artera trampa al mostrar ante la opinión pública un pacto entre algunos lideres de AD-UNT con el PSUV para sacarnos del juego y eso forzó a que no se tomara la decisión en pro de la unidad.

Gozamos de la preferencia de la opinión pública, hemos recorrido los barrios mas humildes y los sectores mas abandonados, hemos trabajado en pro de hacer de Cabimas un pueblo capaz de gobernarse asi mismo, sino uno capaz de hacer respetar su decisión.

Sin más el comunicado.

———

En fecha reciente algunos compañeros han renunciado a sus cargos como directivos, siguiendo a algunos otros quienes se han separado de la militancia activa en nuestra organización, entendemos que mediaron como razones:

– La salvaguarda de la integridad personal de miembros de sus familias.
– La protección de la fuente del sustento y,
– En algunos casos, media la procura de beneficios socioeconómicos para su núcleo familiar.

Sabemos por libre declaración de ellos, que esas son las razones que los han obligado a tomar tan drásticas decisiones, los entendemos, sabemos que pocos tienen el valor para sacrificar su sustento o el de su familia en pro del bienestar común, apenas un puñado tiene el valor necesario para impulsar los cambios o para resistir los embates de la opresión o de la ignominiosa compra de voluntades y un grupo menor aún tienen la valía y dignidad para defender sus derechos y los de los demás.

De allí que no justificamos la naturaleza de los pronunciamientos que de manera pública, notoria y comunicacional se han realizado de su parte, ya que se muestra una saña ajena a la doctrina que profesamos en nuestra organización, creemos que en toda relación es posible solventar cualquier situación mediante el dialogo, mismo que en nuestra máxima instancia interna no se ha dado, es lamentable se hagan pronunciamientos públicos mostrando debilidades internas que en realidad no existen en nuestra organización.

Tenemos objetivos únicos en esta elección de Alcaldes, Gobernadores, Diputados Regionales e Indígena, al punto que hemos fijado posiciones más allá de nuestro interés particular para la gobernación del Estado Zulia, COPEI se resteo con PABLO PÉREZ, siendo una ficha de la organización Un Nuevo Tiempo; a la Asamblea Regional apoyamos al compañero ALENIS GUERRERO de Acción Democrática, quien lleva de suplente a la compañera Lic. MARLENE HERNÁNDEZ brillante dirigente copeyana, así como el dirigente Aborigen Virgilio Ferrer, así como la Lista Unidos por Venezuela, no puede haber mayor ejemplo de amplitud, de parte de la organización madre del acuerdo unitario.

Nuestra posición respecto al apoyo para la Alcaldía de Cabimas al compañero Licdo. MARCELO MONNOT, ha generado una situación por demás sorprendente, por primera vez en años, nuestra organización está en la palestra marcando la pauta, hemos cambiado el rumbo de la organización y devolviéndola a su verdadero dueño, nuestra base y el ciudadano común, la organización esta para servir y no para ser servida, así hemos asumido como responsabilidad dejar atrás nuestro rol como mamotretos secundones y sin vocación de poder.

Los derechos no se negocian, se defienden, aún a riesgo de la vida, les llamamos la atención para que no sigan en esa campaña contra nuestra gente, ya que a partir de esta comunicación, lo que pase contra los lideres, dirigentes y miembros que resisten en COPEI Partido Popular, así como la totalidad sociedad civil, gremios, sindicatos y los partidos políticos de la Unidad Democrática con Marcelo Monnot, tienen responsables con nombre y apellidos en el comando de AD-UNT, no señalamos a estas organizaciones, sino a particulares que ostentan cargos de representación en esas instituciones.

Una cosa es que nos arreglemos entre hombres y otra es que amenacen a las mujeres del grupo y a nuestras familias, eso no lo vamos tolerar ni lo vamos a dejar pasar, sin embargo, les pedimos sensatez, rogamos antepongan el interés de Cabimas al suyo propio, Cabimas no es una plaza de un color político en particular; es la ciudad madre de la unidad, que lamentablemente vive sumergida en necesidades y expectativas de atención, estamos luchando incluso por uds aún cuando se nieguen a verlo, pedimos vehementemente de nuevo el voto VERDE para que nuestros candidatos unitarios triunfen.

Msc Ing Francisco Javier González Rodríguez
CIV 105.740, REC 2581
Presidente (E)

Por Oswaldo Alvarez Paz

Nada más sincero y útil que el anhelo de unidad que se respira en todo el país frente a los arrebatos de locura del régimen. Debemos reconocer la seriedad de los esfuerzos realizados por la dirección política y social de la oposición. Se han concretado acuerdos difíciles pero necesarios en la inmensa mayoría de las circunscripciones electorales del país. Sin embargo, el juego insólito de los personalismos, de las ambiciones desmedidas, de la miopía o de los oportunismos que tocan intereses mercantiles de terceros ha dificultado la unidad en unas cuantos, muy pocos pero emblemáticos, municipios y estados. Los protagonistas están en la mira escrutadoras de una nación que no les perdonará jamás haber facilitado el camino a la barbarie oficialista, si llegaran a concretarse victorias en sitios imposibles para ellos.

 

Decimos esto habiendo sostenido que unidad no es necesariamente unanimidad. La oposición venezolana es hija legítima del pluralismo democrático consolidado en medio siglo como toda una cultura ante los fenómenos de la política y de la vida. Cuesta mucho hacer igual lo que es diferente por naturaleza. Pero en luchas como la que se libra es necesario alcanzar el mayor grado de consenso posible con relación a las cosas que de verdad importan. La unidad puede funcionar siendo dinámica y diferenciada cuando los objetivos están claros y el enfoque sobre la naturaleza del problema es compartido. Esta es la situación actual. Presumo que toda la oposición trabaja para que este régimen dure lo menos posible y, de alguna manera, todos los sectores que en la nación lo adversan se preparan para contribuir en el renacimiento democrático a que aspiramos.

 

La cuenta regresiva empezó. Un presidente elegido constitucionalmente para un período de cinco años sin reelección, lleva diez en el ejercicio del cargo gracias al disimulo y a la mentira, a la corrupción facilitada por el dinero negro y otras actividades ilícitas, a la destrucción de la democracia desde la democracia misma y a la liquidación del estado de derecho mediante la manipulación de la legalidad y la ausencia de controles administrativos y judiciales. Con todo el poder del estado en sus manos está enfrentado a la nación que debería representar. La nación como entidad sociológica no es otra cosa que la gente. Harta y fatigada, decepcionada y resuelta a liberarse de lo actual se prepara para la batalla del próximo 23 de noviembre.

 

Conocemos los peligros, las maniobras fraudulentas y las complicidades de las autoridades electorales. Sabemos lo que hacen y lo que harán para controlar espacios geopolíticos claves como Zulia y Táchira, por ejemplo. El mapa de riesgo electoral elaborado por la organización ESDATA, analizado a fondo en El Nacional del domingo, ofrece material indispensable para la victoria. Todos a votar el 23N. El gobierno puede precipitar su caída desconociendo la voluntad general.

oalvarezpaz@gmail.com  Lunes, 10 de noviembre de 2008

COPEI Cabimas y toda la unidad esta de júbilo por el triunfo del compañero César Pérez Vivas y la fórmula unitaria del Táchira, A Dios y a la Chinita gracias, desde Cabimas y todo el Zulia las bendiciones a COPEI Táchira y nacional, somos la unidad, el pueblo quiere unidad, no mas chantaje ni atropellos, la unidad se impone ella se construye desde la base, nunca se impone de arriba.

 

Adelante sin tropiezos y sin mezquindad con la doctrina social de la iglesia y el modelo  político de la economía social de mercado, son la verdadera solución que nuestro país reclama, ya no mas utopías marxistas.

 

Ahora Cabimas reclama respeto al acuerdo unitario, no más encuestas trucadas, no mas copiar y pegar de nuestro de programa de gobierno, ni mas intentos de imposición de la voluntad de particulares por encima del reclamo de un pueblo que ansia soluciones.

 

Por primera vez desde Caldera se perfila el rescate de Cabimas y de nuevo de mano de un demócrata cristiano que este se va a dar.

 

Juventud Victoriosa

 

Juventud victoriosa

Victoriosa, victoriosa

Demócrata Cristiana

Demócrata Cristiana

Valiente y aguerrida

Te presentas en la lucha;

Juventud copeyana

Que siempre vencerá.

 

Juventud victoriosa

Victoriosa, victoriosa

Los hombres del mañana

Los hombres del mañana

La patria por estrella

Caminado sin tropiezos

Juventud copeyana

Que siempre vencerá.

 

Juventud victoriosa

Victoriosa, victoriosa

De América cristiana

De América cristiana,

No importa que nos ladren

al paso decisivo

de nuestra caravana

que siempre vencerá.

Venezuela no es sino un gran mosaico de participación en organizaciones políticas, algunas de ellas inquietantemente redundantes al moverse en apenas 4 bloques ideológicos doctrinarios, AD tiene como antecesor más inmediato a PDN organización clandestina hasta que Medina Angarita lo legalizo, se le funda el 13 de septiembre de 1941 bajo el nombre de Acción Democrática y con la figura de una organización de tipo poli-clasista, que derivo en la creación del primer gran partido de masas de nuestro país.

Uno de los mayores logros que tienen en su haber fue la universalización del voto, su proyecto poli-clasista fue el génesis del modelo populista propio del cesarismo democrático que se desarrollo a lo largo del siglo XX, en su visión el estado es el eje impulsor del desarrollo, transformado erróneamente al estado en empresario y empleador, en lo social asumen correctamente la salud y la educación como derechos ciudadanos y responsabilidad del estado, en lo económico creen en la transformación del país mediante un proceso de sustitución de importaciones, entre otras que correcta e incorrectamente aplicadas han marcado el siglo XX y la evolución política de neustro país.

AD como organización ha sido madre de un sinnúmero de organizaciones, las cuales han nacido a partir de divisiones marcadas por los vaivenes de la organización que pugna por mantenerse alineada en el centro, en los 60 su juventud reclamo la lucha armada propia de la izquierda y se origino el MIR quien al lado del PCV protagonizo la lucha guerrillera que tiño de sangre nuestra patria, a fines de los 60, se clamó por mayor atención a los aspectos sociales y surgió el MEP, en los noventa se clamó la traición al ideal de la izquierda revolucionaria y nació UNT quien inicialmente trato de equipararse con el MBR 200 en su búsqueda del camino hacia el socialismo utópico, aún está poco claro su enfoque ideológico doctrinario, ya que trajo a la mesa otro enfoque neo-socialista llamado democracia social.

En los 80 recordamos su intervención para acallar los escándalos bancarios y con ello apoyar a la estabilidad política de los gobiernos involucrados a cambio se congelara en la gavetas del congreso las propuestas de participación popular que habían estado desarrollando durante los 20 años previos, entre otras razones por alegar el pueblo no estaba suficientemente maduro para asumir esa responsabilidad, que hoy a todas luces interpretamos como su mas grande error.

Al ver a AD literalmente contemplamos la última organización totalmente vertical, por lo cual esta organización no es un conjunto de individuos que comparte una forma particular de interpretar la sociedad y la política, sino una organización burocrática compuesta por varios entes u órganos yuxtapuestos que es lo que garantiza su funcionalidad, por lo cual ha sido el líder funcional de la democracia durante el siglo XX, los demás no fuimos sino subordinados del proceso democrático.

Hace ya 6 años cuando en Cabimas creamos el antecesor de lo que hoy es el pacto de la unidad, COPEI y Gente del Petróleo comprendieron que la institucionalización de esa idea dependía de que AD se embarcara en dicha plataforma, lo cual se logro, 5 años y medio de éxitos continuos así lo dicen, sin embargo hoy esperamos AD se una a nosotros bajo la plataforma de la unidad, ya que a la fecha combatimos un enemigo ideológico doctrinario que amenaza con quitarnos los logros que a precio de sangre celebramos hoy como la libertad, la universalidad del voto y el hecho que este sea secreto.

A lo largo y ancho de la nación saludos a los miembros, simpatizantes y militantes de AD por el nuevo aniversario de su organización y en Cabimas los esperamos de lado de la unidad.

Ing. Francisco J. González R Msc.
1er vicepresidente COPEI Partido Popular Cabimas