El titulo corresponde a un libro de Peter Drucker escrito en 1994 en el cual se hace un interesante análisis sobre el fracaso del marxismo como doctrina y sobre todo expone que le capitalismo no existe en como doctrina económica ni social desde antes de la primera guerra mundial.

Traje el comentario sobre el libro por el estéril debate político entre marxismo y capitalismo que se sostiene en Venezuela que no hace sino revelar la existencia de una profunda ignorancia a todo nivel de nuestra dirigencia política.

Esto a su vez explica el necesario monopolio sobre el conocimiento que el régimen sultánico de Miraflores trata de ejerce sobre Venezuela, de allí las aparentes disparidades ideológico-doctrinarias que aparentemente profesa el régimen en su ejercicio del poder, que vista desde esta perspectiva muestran que con las confiscaciones de medios, empresas y los genocidios laborales se busca entre otras cosas el control de la sociedad y revela una nueva faceta en el esquema tradicional de las dictaduras. 

En el aspecto histórico la desaparición del capitalismo como sistema económico, recuerda que formalmente desapareció luego del fin de la primera guerra mundial, refiere que hace pocos decenios se asumía que la sociedad postcapitalista seria marxista, pero hoy se tiene la certeza que la próxima sociedad no es marxista, pero tampoco capitalista, ni anticapitalista, se centra en la evolución del capitalismo a las sociedades de conocimiento.

En nuestro país vivimos un breve boom de esto al ver el nacimiento de la primera sociedad de organizaciones, que desde mi perspectiva fue la poco entendida Coordinadora Democrática, que fue derrotada por los entes que la integraban y quienes hoy propugnan mas un unitarismo que una unidad verdadera, que en el fondo no es otra cosa que la transición entre la organización piramidal tradicional a una basada en la responsabilidad.

Nos pone frente al hecho que ni el dinero ni la información tienen patria, da valor al regionalismo como base común de la comunidad económica europea, finalmente llega al rol de la ciudadanía como concepto antagónico del patriotismo y el voluntariado ciudadano, en fin hay que leerlo para desmitificar un poco las perspectivas marxista que tanto han confundido a los estudiosos del último siglo y medio.

En parte esto se debe a la negativa de los teóricos marxista en entender que la aplicación de la Doctrina Social de la Iglesia derivo en la Economía Social de Mercado y la Economía, Ecológica Social de Mercado como opciones diferentes y opuestas al Capitalismo, cosa que se ve extrañamente contradictoria con la creación de la Democracia Social, que no es sino una versión depurada del enfoque marxista para contraponerse a la Economía Social de Mercado.

El marxismo en su planteamiento busca alcanzar la sociedad comunista y para ello plantea como medio la sociedad socialista para a través de ella desmantelar la estructura del estado, en la plenitud de los avatares de la guerra fría se plantearon dos vías para alcanzar ese objetivo la primera el totalitarismo militarista socialista y la otra el socialismo con cara humana, hasta montaron un circo como lo fue la primavera en Praga, con la finalidad que el común de la gente lo interpretara como dos doctrinas diferenciadas y opuestas.

De allí que tales cosas como Socialismo de Mercado, Social Democracia, Democracia Social, Socialismo Democrático, Socialismo humanitario no sean sino mascaras con las cuales se busca perpetuar la doctrina marxista a lo largo y ancho del mundo, negando la primacía de la dignidad de la persona humana, sobre cuya negación las socialdemocracias juzgan que los derechos económicos pesan mas que los civiles, de allí su idea de una democracia de mayorías.

En el siguiente enlace podrán ver un resumen del libro

http://www.angelfire.com/planet/computacionysociedad/La_Sociedad_Post_Capitalista.pdf

 

La obra se divide en tres secciones:

Introducción: la transformación

Primera parte: La sociedad

  • Del capitalismo a la sociedad de conocimientos
  • La sociedad de organizaciones
  • El trabajo, el capital y su futuro
  • La productividad de la nuevas fuerzas laborales
  • La organización basada en responsabilidad

Segunda parte: El estado

  • Del estado-nación al megaestado
  • Transnacionalismo, regionalismo, tribalismo
  • La necesaria reestructuración del gobierno
  • Ciudadanía para el sector social

Tercera parte: El conocimiento

  • El conocimiento: su economía; su productividad
  • La escuela responsable
  • La persona educada

Esperando haber contribuido al debate politico

Msc Ing Francisco J González R

Anuncios

El día 05 de septiembre de 2008, en el programa de radio que conducen los Lic. Carla Angola y Vladimir Villegas en la radio, entrevistaron a un joven que había dejado las filas del movimiento partidista oficialista PSUV, ya que consideraba no era un espacio democrático, de hecho logra alabar la labor socialista del gobierno regional del Zulia.

Afirmación que sorprendió a la Lic Angola, ya que desde su perspectiva los enfoques ideológico doctrinarios de la gestión zuliana debería ser diametralmente opuesta a la gestión nacional, siendo específicamente esa impresión la razón de este documento.

Es importante destacar que desde la perspectiva ideológico-doctrinaria no existe mayor diferencia entre los enfoques regional y nacional, ambas estructuras político-partidistas son de corte socialdemócrata, con una marcada tendencia al socialismo comunitario como etapa inicial a un comunismo.

La razón de estos problemas radican en la escasa formación política que los ciudadanos venezolanos ostentamos, a veces es tan obvia que se alcanzan los niveles de la osadía que concede la ignorancia, ya que se habla de una inexistente diatriba entre socialismo y capitalismo.

No conformes con eso se confunde la socialización con el socialismo, es importante destacar que el capitalismo como sistema político y económico dejo de existir con la firma del acta del atlántico conocida por sentar las bases para el fin del periodo colonial e inicio de la era de la responsabilidad social, este hecho ha sido dejado de lado por los teóricos de la izquierda ya que los deja sin un rival y les quita la opción de ser el eventual esquema a seguir ante la ausencia el capitalismo.

La responsabilidad social, desato una serie de políticas y prácticas que dieron como resultado la economía de mercado, la economía social de mercado como la que se ejerce en Chile, la economía ecológica ensayada en los países nórdicos y la economía ecológica social y de mercado que se esta implementando en Alemania, modelos influenciados claramente por la Doctrina Social de la Iglesia y es esa la razón por la cual los teóricos de izquierda tratan unos de atribuirse doctrinariamente el triunfo de los enfoques y otros los descalifican como derivados del capitalismo, incluso algunos los tratan como enfoques neoliberales.

El problema político de Venezuela se agrava más aún ante el desequilibrio de sus fuerzas políticas, virtualmente no existe un bloque de derecha o conservador y la democracia cristiana pugna por parecerse al centro, mientras este es devorado por el izquierdismo liberal que se ha apropiado de las banderas socialdemócratas.

Recomiendo a los lectores el libro del gurú de la gerencia capitalista Peter Drucker quien hablo de una sociedad post-capitalista y la definió como claramente no marxista, ni socialista, pero la ubico en el terreno del activismo ciudadano no capitalista, ni anticapitalista, sino simplemente post-capitalista, esa visión nos ayudara a elevar el debate y entender que el modelo del estado venezolano está agotado, hemos durante todo el periodo democrático y hasta en esta dictadura vivido bajo enfoques socialistas que no han hecho sino colapsar todo, debemos refundar, rehacer, reconstruir la base sobre el verdadero enfoque de la DSI una economía social de mercado, no mas socialismo.