Así  lo  creo…

PRESUPUESTO  CONCENTRADO  EN  ENDEUDAMIENTO

Jesús Alberto Barrios R.

La mayor irresponsabilidad económica del gobierno es seguir haciendo lo que viene haciendo cada año, al presentar a consideración de la Asamblea Nacional un proyecto de Ley de Presupuesto basado en expectativas y subestimado porque la estimación que está contenida en las premisas del presupuesto, relativas a la inflación de 30% es una cifra fantasiosa. Si la inflación anualizada de septiembre es de 60%. ¿Cómo va a ser la inflación el año que viene de 30%? ¿De dónde saca el ministro esa cifra? Eso significa que el gobierno o no sabe de lo que está hablando, porque esa es una cifra que no tiene nada que ver con lo que ha pasado en los últimos tres años o el gobierno sigue mintiendo. Subestiman el presupuesto para reducir los desembolsos que por ley le corresponden a gobernaciones y alcaldías (20% de los ingresos ordinarios), y complementar los gastos por la vía de los créditos adicionales aprobados casi todos los martes por la Asamblea Nacional. Esta vez, esa práctica puede resultar peligrosa porque la caída de los precios del petróleo en los últimos meses, limitará los ingresos y, por tanto, la posibilidad de contar con recursos extrapresupuestarios. La situación de PDVSA se ha deteriorado por la reducción de barriles vendidos comercialmente, por el incremento de compras de crudo y por la regaladera a otros países. PDVSA vende 700 mil barriles diarios en el mercado doméstico y vende otros 750 mil a precios por debajo del mercado, incluyendo pagos de préstamos a la República. Ante esto, me asalta ahora una gran preocupación, por un lado al observar el derrumbe del precio del barril de petróleo venezolano, que en 2010 había alcanzado un promedio de 103,42 dólares pero que ahora se ha caído; por el otro lado, el proyecto de Ley de Presupuesto entregado a la Asamblea Nacional asigna 149,9 millardos de bolívares al servicio de la deuda pública, lo que representa 20% del gasto del año próximo. El monto a pagar en endeudamiento duplica el presupuesto del Ministerio de Educación (73,9 millardos de bolívares) y de Trabajo (73,9 millardos de bolívares), además de cuadruplicar las partidas fijadas a los despachos de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (42,4 millardos de bolívares), Salud (38,7 millardos de bolívares) y Defensa (33,1 millardos de bolívares). Este parapeto de presupuesto se concentra en endeudamiento y corrupción.

jesusalbertob@hotmail.com

@jesus_albertob
 

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Anuncios