CNNEspañol.com

Por Ray Sanchez

(CNN) — Un pariente gigante del canguro con cara de conejo recorría el campo australiano hace 100.000 de años, según un nuevo estudio. En lugar de saltar de un lado a otro como su actual primo, caminaba erguido, una pata delante de la otra, al igual que un humano.

El estudio, titulado “Locomotion in Extinct Giant Kangaroos: Were Sthenurines Hop-Less Monsters?” y publicado en la revista PIOS One, decía que algunas de las criaturas alcanzaron hasta más de 2 metros de altura y pesaban 250 kilos, lo que hacía que no saltaran bien.

Ver la entrada original 315 palabras más

Anuncios