CNNEspañol.com

(CNN Español) — En la ciudad china de Guangdong ocurrió este hecho que algunos califican de milagroso. Dos hombres protagonizaron el rescate de un pequeño niño tras caer desde el segundo piso de un edificio.

El niño, de tan solo un año, se había subido a la ventana mientras su madre se encontraba en la calle. Los vecinos se dieron cuenta y se apresuraron para evitar la fatal caída.

Mientras uno de los hombres le da instrucciones al pequeño, el otro extiende las manos. El niño cayó con éxito en los brazos del hombre.

Ver la entrada original

Anuncios