CNNEspañol.com

(upwave.com) — Conoces la sensación. Estuviste fuera en un concierto la noche de ayer o te dejaste llevar un poco viendo en exceso tu programa favorito de televisión, y ahora te arrastras para ir al trabajo sintiéndote como un zombi. Mientras pones tu taza bajo la cafetera, te preguntas cómo diablos vas a sobrevivir las próximas ocho horas.

No haber dormido mucho es una cosa. Pero no haber dormido mucho y tener que pasar un día en la oficina es otra.

Ver la entrada original 510 palabras más

Anuncios