CNNEspañol.com

Por Nima Elbagir y Paul Armstrong

CHIBOK, Nigeria (CNN) — Viajar de día por el estado de Borno es una experiencia estresante y osada. Para algunas personas, cuando cae la noche en esta parte del noreste de Nigeria llega el verdadero miedo junto con la amenaza de la aparente omnipresencia de Boko Haram.

Este estado ha sido trampolín para la oleada de ataques con bombas, secuestros y asesinatos que este grupo rebelde islamista excepcionalmente violento ha perpetrado. Su nombre significa “la educación occidental es pecado” en hausa, el idioma local.

Ver la entrada original 554 palabras más

Anuncios