grandes Pymes

Las políticas de retribuciones suelen ser un tema poco claro en muchas empresas de familia. En numerosas ocasiones, la retribución es un fuerte reflejo del tipo de relaciones e interacciones que se generan en el marco de la familia e, inevitablemente, trasladadas a los empleados que no forman parte del grupo familiar. ¿Deberían pagarse retribuciones diferentes entre empleados que forman parte del grupo familiar y los que no? ¿es justo pagar salarios diferentes entre empleados de la familia y los que no forman parte de ella, aún cuando tienen cargos similares?

Cuando de retribuciones se trata, el objetivo es que el empleado se sienta estimulado por el salario que percibe, tanto por la valoración de sus capacidades, como por un sueldo que está acorde con los valores que se manejan en el mercado laboral. La idea es se sienta parte de la empresa, aún cuando no…

Ver la entrada original 732 palabras más

Anuncios