Viernes, 01 de noviembre de 2013

Síguenos:

Editorial

Tiempos de ira

Lo peor de estos últimos 15 años han sido los aprendices de brujo que no terminan de entender que la política de controles es la partera de la más descabellada corrupción de la que se tenga memoria en nuestro país

La situación que se vive actualmente en nuestro país es inédita para nosotros aunque ha sido la vivida por muchos otros hermanos latinoamericanos que padecieron y aún padecen regímenes de corte castrocomunista en los que el resultado más fehaciente es la expresión popular no hay.

En el caso venezolano lo insólito es que esa escasez de bienes de consumo y esa inflación desatada e incontrolable no se debe a, como pretende decir el gobierno una guerra económica contra el proceso revolucionario, sino a la estupidez de un régimen que cree que puede lograr hacer funcionar la economía con modelos que han fracasado en todas partes del mundo en las que se lo han implantado.

Lo peor de estos últimos 15 años han sido los aprendices de brujo que no terminan de entender que la política de controles es la partera de la más descabellada corrupción de la que se tenga memoria en nuestro país.

Pero como no lo entienden pretenden endilgarle la culpa de todos los males a aquellos opositores que más esperanzas e ilusiones siembran en una población obstinada de tanta impericia, ineficiencia, prepotencia y corrupción.

Lo que no se dan cuenta es que al demonizar al presunto trío del mal lo que van a lograr afortunadamente es apuntalar esas figuras que luchan por un mejor país, más democrático, más tolerante, más eficiente y sobre todo más responsable.

Sigamos luchando que a partir del 8D habrá un mejor camino

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Anuncios