Versión web:  http://www.redlad.org/node/196

POLICÍA NACIONAL Y EJÉRCITO DE NICARAGUA TRANSGREDEN DERECHOS DE CAMPESINOS Y CAMPESINAS.

 

Octubre, 2013.

El Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD), plataforma de más de 520 organizaciones que trabajan por el respeto de los derechos humanos y la primacía democrática, en su calidad de Miembro Oficial del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Capítulo Regional del World Movement for Democracy (WMD), alerta sobre la presunta violación de derechos humanos de campesinos y campesinas nicaragüenses por parte del Ejército y la Policía Nacional de Nicaragua.

 

Según informes de los medios de comunicación; el miércoles 9 de octubre murió el campesino nicaragüense; Yairon Díaz Pastrana, supuestamente víctima del fuego cruzado entre tropas del Ejército de Nicaragua,  y grupos armados, contrarios a Daniel Ortega, que operan en el norte de Nicaragua. Las noticias escritas informan que la muerte del joven campesino ha dejado consternada a la comunidad de Anisales número 3, de Santa María de Pantasma, Jinotega,  pues estaba desarmado,  y de acuerdo a los familiares, fue primero capturado y luego encontrado muerto con señales de tortura. El Director Jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH); Gustavo Carrión, declaró que el caso de Yairon Díaz, ha provocado el repudio de la población y, como prueba, mencionó la asistencia al sepelio de al menos mil personas.

 

Para los periodistas,  el acto de informar es cada vez más complicado,  esto porque el Ejército de Nicaragua no ha esclarecidolos hechos, guarda silencio ante los abusos cometidos por los militares  e insiste que los grupos armados son delincuenciales y no políticos. Los campesinos de las comunidades afectadas, por su parte,  aseguran, cuando se les entrevista,  que los armados son los mismos campesinos; que ante las arbitrariedades y abusos de los miembros del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional,  han optado por tomar un fusil para defenderse.

 

De acuerdo a información publicada en los medios de comunicación, ya desde el año 2010, se dieron los primeros enfrentamientos que continúan hasta el día de hoy y de los cuales han resultado víctimas de ambos bandos. Según las declaraciones de los campesinos;  los armados no son delincuentes, sino ciudadanos que se oponen, a supuestos atropellos, arbitrariedades y abusos del gobierno. En los últimos días, se puede ver en algunos medios escritos y televisivos, fotos y escenas de ciudadanos que protestaban de manera pacífica contra imposiciones del gobierno en materia de transporte colectivo,  y como estos han sido reprimidos con violencia  por grupos paramilitares y paraestatales, afines al gobierno. Ante esta realidad,  grupos de campesinos del norte de Nicaragua,  han optado por tomar las armas. Pobladores de esta región,  señalan directamente al gobierno de Daniel Ortega como el responsable del sufrimiento de estas familias.

 

Al respecto:

 

 

Fuentes internas de la REDLAD, cuyos nombres no identificamos para preservar su seguridad, denuncian desde Nicaragua,  el atropello a los Derechos Humanos que está sufriendo el campesinado nicaragüense, que sin pretenderlo, se encuentra en medio de un conflicto armado que les impide trabajar y vivir en paz; precisamente el campesino Yairon Díaz, estaba desarmado y caminaba hacia su maizal (sembradío de maíz) cuando fue herido.

 

Desde 2010, han reaparecido grupos armados en zonas de tradición opositora ante el cierre de espacios democráticos. Fuentes informan con temor que el ejército y la Policía se han convertido en órganos represivo-políticos, incluso, la Iglesia Católica ha insistido en la necesidad de diálogo y advertido de estos conflictos.

 

La REDLAD, alerta a la comunidad internacional sobre la presunta utilización,  por parte del gobierno de Daniel Ortega, de las fuerzas armadas; Ejercito de Nicaragua y Policía Nacional,  para reprimir a la ciudadanía. La falta de atención a esta situación puede desembocar en una guerra fratricida que termine nuevamente con la estabilidad y la paz alcanzada en 1990.

 

La REDLAD, denuncia el secretismo de información por parte del Ejército de Nicaragua y la falta de investigación judicial por parte la Policía Nacional; lo cual permite originar arbitrariedad y falta de institucionalidad, elementos bajo los que actúa, según denuncias ciudadanas, el gobierno nicaragüense actual.

  
 

Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia
secretariado@redlatinoamerica.org

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Anuncios