DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz

484 AÑOS

Maracaibo cumplió 484 de fundada el pasado domingo, gracias a la acción del adelantado Welter, Ambrosio Alfanje. Alemán, dicho sea de paso sin que tenga reservas con relación a los españoles. Lo digo para expresar reconocimiento por haber hecho posible la ciudad que nos vio nacer, crecer, estudiar y formarnos como ciudadanos útiles para una región orgullo del gentilicio venezolano. La Provincia de Maracaibo, el Zulia en general, fue Región antes de ser Estado. Sus vinculaciones originarias y en buena parte de su desarrollo, estuvieron vinculadas al Virreinato de la Nueva Granada. Hacia el final de la guerra de independencia declaró la propia y posteriormente se sumó a Venezuela.
La presencia de españoles y alemanes, ha sido fundamental en el comercio y la industrial. Hay un algo difícil de explicar que nos hace un tanto diferentes al resto del país. Se nota hasta en la forma de hablar, en los acentos, en la particular manera de entender la amistad y las relaciones humanas. Hubo una época muy larga en la cual toda península de La Guajira, incluida Río Hacha, integraba la Provincia marabina. De allí la importancia binacional de los guajiros entre nosotros. Son parte fundamental de nuestra cultura y tradiciones.

Personalmente agradezco haber nacido en Maracaibo. La familia materna, por los Paz, es natural de Los Puertos de Altagracia con vinculaciones y raíces al norte de la Península. Por cierto, Los Puertos fueron fundados el mismo día, por el mismo personaje que al cruzar el Lago fundó Maracaibo. Aquí nos desarrollamos, me gradué de abogado en La Universidad del Zulia, me casé y nació mi hijo mayor. El pueblo zuliano me eligió diputado al Congreso por cinco períodos, veinticinco años. Pero no sólo eso, también fui el primer gobernador electo y reelecto del Estado al cual he servido con devoción y respeto toda la vida.

El Zulia debe hacer un ejercicio inaplazable para el aprovechamiento de su potencial. No puede seguir dependiendo de un poder nacional debilitado y, en esta etapa, en manos ineficientes corrompidas. El Zulia podría ser de nuevo “El Sitio de Venezuela” como proclamamos hace años. En ese tiempo asumimos el control del sistema portuario y, en especial, del Puerto de Maracaibo, de los tres aeropuertos comerciales, del Puente sobre el Lago, del deporte, de la materia indigenista, de las riquezas minerales no metálicas de la Sierra de Perijá, del Sistema Regional de Salud, empezando por el nivel primario, también del sistema educacional, iniciando por la educación preescolar y básica. Se abrió el Estado a las inversiones públicas y privadas, nacionales y extranjeras.

Muchos logros se perdieron. Pero todavía se puede hacer mucho. Necesitamos la Autonomía del Zulia y la municipalización de la vida pública. De entrada, el Municipio Maracaibo Oeste es una necesidad inaplazable. Insistiremos.

oalvarezpaz@gmail.com Lunes, 9 de septiembre de 2013

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Anuncios