Lunes, 15 de julio de 2013

Síguenos:

Editorial

Una chispa democrática puede encender el país

En nuestro país no habrá cambio valedero hasta que no volvamos a restablecer en el espíritu de la mayoría de los venezolanos la importancia de participar activamente en la selección y elección de sus representantes a todos los niveles

A veces basta un pequeño ejemplo para despertar la adormecida fibra democrática del país. Este domingo, en el más pequeño municipio de la capital, El Hatillo, se realizaron unas primarias del partido Voluntad Popular para escoger su candidato a las elecciones para alcalde del próximo 8 de diciembre. Fue toda una experiencia contemplar el entusiasmo de los hatillanos que se congregaron desde tempranas horas en el polideportivo de la Boyera. El ganador de la justa fue el antiguo dirigente estudiantil David Smolanski quien logró una sustancial ventaja sobre su compañero de partido el actual concejal Battistini.

Este hecho de naturaleza puramente local demuestra que los venezolanos no han perdido la fe en la democracia y que están dispuestos a participar y luchar para contribuir al restablecimiento de un sistema político democrático en el que la voluntad de los ciudadanos no sea una quimera sino el ejercicio consciente de un derecho.

Cuando todos los partidos políticos del país entiendan la validez e importancia de las elecciones primarias para escoger a sus representantes estaremos transitando por la senda correcta que lleve de verdad a una sociedad más participativa y democrática, bandera esgrimida alguna vez por el actual partido de gobierno pero que ahora prefiere escoger a dedo sus candidatos tomando más en cuenta la sumisión de estos a la cúpula del partido que su vinculación con la población.

En nuestro país no habrá cambio valedero hasta que no volvamos a restablecer en el espíritu de la mayoría de los venezolanos la importancia de participar activamente en la selección y elección de sus representantes a todos los niveles.

Las elecciones del 8 de diciembre no son solamente muy importantes por ser donde se escogen a los representantes más estrechamente vinculados con la población al tratarse de los concejales y alcaldes de todos los municipios del país, sino también la oportunidad de convertir esa elección en un plebiscito para que los venezolanos expresen si están o no satisfechos con la actual manera como se maneja al país.

Es importante destacar que en estos 14 años la insatisfacción con el actual régimen no ha sido nunca menor a un 40% e incluso y a pesar del CNE en las últimas elecciones parlamentarias la alternativa democrática obtuvo el 52% de la votación a nivel nacional. Este diciembre puede y debe ser la oportunidad para superar la cifra de un 60% de los venezolanos descontentos con la incapacidad de este gobierno ilegitimo, no debemos dejar de votar y expresar nuestro rechazo a la incapacidad, corrupción e intolerancia. Podremos lograr un cambio si todos decidimos participar y así generar una llama inextinguible de libertad.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Anuncios