¿ODIO AL PUEBLO?

La expresión más usada por Nicolás Maduro es que “la burguesía odia al pueblo y como tal, busca eliminarlo”, con ese discurso se ha mantenido el gobierno socialista bolivariano durante 14 años. Quien en su sano juicio puede creer que alguien quiera eliminar al universo de personas las cuales le sirven como escalera para llegar a sostener esa condición de burgués. Se define burguesía como aquel grupo de personas acomodadas que poseen propiedades y capital, esta clase social se desarrolla después de la Revolución Industrial y su nombre proviene desde la Edad Media y se refiere a los habitantes de los burgos que eran conglomerados cuya actividad económica no se relacionaba con la tierra. El pueblo es la expresión más popular para identificar a los ciudadanos ubicados en escala inferior, en cuanto a la cuestión económica, sin embargo; sociológicamente la expresión pueblo tiene una concepción mucho más amplia. De dónde va a sacar la burguesía los trabajadores que necesita para desarrollar sus empresas sino es de los ciudadanos que no tienen otra riqueza que no sea su disponibilidad para los diversos trabajos en las empresas a cualquier nivel, de dónde sacan los empleados y ejecutivos que no sea de los egresados del sistema educativo donde estudia el pueblo, como hacen crecer sus empresas sino es relacionándose con empresas menores como vigilancia, transporte, atención al público, almacenaje, comunicaciones, limpieza, etc, todo esto lo realiza el que no tiene recursos económicos para vivir de otra manera. Después de recordar lo antes expuesto no es entendible que un burgués pueda odiar y buscar la eliminación del pueblo, conformado en su mayoría por los trabajadores.

Lo que si debe hacer Nicolás Maduro es garantizar a los trabajadores el derecho que tienen a discutir sus contratos colectivos, tanto con el gobierno como con el sector privado, así podrán los trabajadores lograr la participación en las ganancias que obtiene la burguesía con sus empresas. Si el gobierno garantiza una Ley del Trabajo que desarrolle el movimiento sindical, los trabajadores tendrán un instrumento de defensa frente a las pretensiones patronales de explotación laboral. El Sindicato en su esencia es una organización social que agrupa a los que por necesidad económica tienen que vender su trabajo a un patrón, la única arma para defenderse de la explotación es ser afiliado a un Sindicato, hay que recordar que este gobierno durante 14 años a tratado de acabar con los Sindicatos y por ende con el derecho de los trabajadores a exigir mejoras no solamente salariales, también asistenciales, sociales, recreacionales, etc.

El gobierno ha acabado con los Contratos Colectivos de las empresas de Guayana, PDVSA, CANTV, VTV, Electricidad, Educación, Universidades, Institutos Universitarios, INAN, Asamblea Nacional, INTI, INCE, IND, Gobernaciones, Alcaldías, etc. Entonces ¿Quién es el que odia al pueblo, la burguesía o el gobierno?

PROF. LUIS SOTO PIRELA
C.I. 3636207
TELEF. 0414 6562333

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Anuncios