Editorial

Tenemos liderazgo

El juego está abierto y todo puede pasar ya que Chávez parece que ya no será parte de la  ecuación. El triunfo de ayer de Capriles es el resultado  de un enfrentamiento en el que daban por descontado el doble play, al poner en juego a favor de Jaua todos  los recursos del Estado .Es además una prueba de la tenacidad y sagacidad de este joven líder que supo asumir su riesgo con valentía para  demostrar, venciendo, que sigue existiendo un mejor camino para Venezuela

Independientemente de la avasallante victoria del chavismo en la mayoría de los estados del país no lograron  vencer dos de las principales fortalezas de la oposición, en la que estaban precisamente la némesis  del régimen , dos de los gobernadores más exitosos de la alternativa democrática.

Es cierto que haber perdido por poco votos el Táchira y el Zulia duele. También es de  lamentar  no haber podido conservar  las gobernaciones de Carabobo y de Nueva Esparta, pero Bolívar está en revisión  y conociendo a Velásquez debe tener evidencias sólidas para impugnar los resultados presentados por el CNE.

Pero tal vez lo más importante de la jornada es haber recuperado el liderazgo nacional de Henrique Capriles Radonski quién dio un salto mortal después de perder el 7/0 y no sólo salió  ileso sino que venció al que fuera, hasta hace poco, el todo poderoso Vicepresidente de Chávez y al que se le había encomendado la tarea de vaporizar al que tuvo la osadí a de desafiar y casi vencer al Comandante Supremo.

Ahora, con una eventual nueva elección presidencial en 2013, Capriles tendría la tarea de vencer a Maduro y ciertamente su probabilidad  de lograrlo sería más que una ilusión una verdadera posibilidad ya que Maduro no calza los pantalones de Chávez y Capriles demostró que en poco tiempo  y sí no hubiera sido por el abusivo ventajismo del candidato del gobierno habría derrotado al propio líder de la revolución.

El juego está abierto y todo puede pasar ya que Chávez parece que ya no será parte de la  ecuación. El triunfo de ayer de Capriles es el resultado  de un enfrentamiento en el que daban por descontado el doble play, al poner en juego a favor de Jaua todos  los recursos del Estado .Es además una prueba de la tenacidad y sagacidad de este joven líder que supo asumir su riesgo con valentía para  demostrar, venciendo, que sigue existiendo un mejor camino para Venezuela .

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Anuncios