Editorial

Apareció

En realidad está tragicomedia articulada desde La Habana comienza a ser un culebrón de esos en los que Delia Fiallo era una magistral experta. Cada capítulo del psicodrama es más absurdo que el anterior

Cual David Copperfield o Houdini nuestro personaje de marras reapareció de improviso en la madrugada de este viernes. Ahora volverá a relucir su corazón de patria y sus feligreses cantarán milagro, mientras que sus adversarios se transformarán de pronto en una versión moderna de Hamlet ¿Ser o no ser?

En realidad está tragicomedia articulada desde La Habana comienza a ser un culebrón de esos en los que Delia Fiallo era una magistral experta. Cada capítulo del psicodrama es más absurdo que el anterior, sin embargo allí está presente el anuncio de los próximos capítulos. ¿ Levantará la mano a sus 24 candidatos a gobernadores? ¿Estará presente en grandes mítines del PSUV?. ¿ Volverá a hacer las cadenas?

Mientras esperamos el próximo episodio televisado, seguiremos sin luz, los asesinatos y los secuestros viento en popa, las carreteras intransitables, la corrupción tocando el zenit, los presos políticos seguirán pagando la rabieta del que los puso allí, lo s alimentos y el costo de la vida cada vez mayor. Pero eso si, hay dinero suficiente para inundar de vallas y afiches el país con rostros de candidatos paracaidistas en la mayoría de los estados.

Frente a esta mala telenovela, ¿ qué le queda a los venezolanos pensantes y demócratas? , pues bien arremangarse las mangas, disponerse a luchar por el retorno de la sensatez y dejar de lado la indiferencia , la comodidad  e ir en masa el 16 D a votar por los candidatos de la alternativa democrática y así demostrarle al mundo que este país no  es  ni rojo rojito, ni una telecomedia cubana.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com

Ver más en: http://www.analitica.com

Publicado por infragon desde WordPress para BlackBerry

Anuncios