Por Nelson Villavicencio Chitty

Quienes de convicción somos militantes de esta causa de fé (Demócrata Cristiana y más aún Copeyanos), siempre nos parecerá corto el expresar tanta emotividad en esta fecha. Anécdotas, frases, pasajes históricos, chistes, errores, en fin, invocar nuestras raíces.

Seis décadas de trayectoria política, y más aún, de responsabilidad histórica no es juego. Nuestro primer Secretario Juvenil, el Secretario de la Juventud Revolucionaria Copeyana como se denominó en sus albores, obtuvo la mayor magistratura en nuestro País, y es por eso que estas líneas están dedicadas a ti Luis Herrera. Hoy con tu testimonio de vida te perpetuaste en nuestra memoria y en la conciencia partidista. Serás invocado como un hombre modesto, sencillo, parco y sobre todo, un Hombre de tu Tiempo.

Aprovecho la oportunidad para invocar una vez más esa conciencia histórica a la que nos llamaba Iragorry. En esta oportunidad con nuestro Partido. Ahora más que nunca es inexpugnable volver a nuestras raíces, retomar el porque nacimos y en qué debemos convertirnos. Reivindicar el sentir social y ético de la política, recordar y testimoniar que vivimos para servir. De que somos una opción de vida, sí, una opción de vida, porque quienes asumimos de convicción, corazón y pasión el camino de servir, no tenemos más opción que el de dedicar nuestra vida a los demás. Hoy debemos presentarnos como una opción de vida frente a la usurpación teórica de quienes aceptan que el Cristianismo es una fuente ética e inspiradora en el ejercicio sublime y excelso de la Política. Hoy debemos convertirnos para con el porvenir en Apóstoles de la Política y asumir con responsabilidad los grandes retos que la humanidad misma nos condena. Hoy más que nunca estamos llamados y llamadas a ser Libres y Responsables a la vez.

Hermanos, Hermanas. Debemos convertirnos en la Vanguardia impulsadora de los Cambios internos del Partido. Nos ha tocado vivir una época que nos colocará más temprano que tarde en posiciones difíciles frente a nuestra generación inmediata y la que nos sigue. Como diría Alí, AVANZA, OYE, AVANZA. Y si ellos no avanzan pues nosotros los haremos avanzar, sin temor, sin vacilaciones. Con convicción y formación lo encarnaremos asumiendo la responsabilidad frente a la culpa ajena de otras generaciones.

Desconozco si por coincidencia o por alguna intención nacimos cerca de nuestro redentor. Allí donde caminaban los reyes en búsqueda del que iba a nacer y dejar su vida en pro de la humanidad, estaba una estrella que iluminaba el camino y guiaba sus pasos. Hoy, busquemos esa estrella para que ilumine nuestros pasos y le podamos decir a Cristo que su sacrificio no fue en vano y que aquí en este partido estamos hombre y mujeres redentoras de la Humanidad.

Que Dios los Bendiga Hermanos, Hermanas, Amigos, Amigas de este Partido. Feliz 61 Aniversario.

About these ads